Nacional

null

Hemeroteca > 05/02/2010 > 

A Zapatero se le atraganta el Desayuno

Tras el «jueves negro», llega el «Viernes de Pasión» para Zapatero. Ni en sus peores pesadillas, hubiese imaginado el presidente del Gobierno español que tras una foto para la historia como la suya

Actualizado 05/02/2010 - 19:40:30
Tras el «jueves negro», llega el «Viernes de Pasión» para Zapatero. Ni en sus peores pesadillas, hubiese imaginado el presidente del Gobierno español que tras una foto para la historia como la suya hablando ante los más de 3.000 congregados en el Desayuno Nacional de Oración de 2010, con el que arranca en Estados Unidos el curso político, y con un presidente afroamericano (y cónyuge) a sus espaldas, las primeras planas de todos los periódicos nacionales a la mañana siguiente rebosarían titulares como «desconfianza total» (ABC) o «Dios parece no escuchar a Zapatero» («El Periódico»).
Se ha desayunado hoy con sapos, que diría el periodista Carlos Herrera -precisamente uno de los que han acudido como «testigos» del Desayuno más internacional de Zapatero- después de un jueves tétrico en el que se desplomó la Bolsa, con su peor sesión desde noviembre de 2008, con unos sindicatos anunciando movilizaciones a finales de mes contra el «pensionazo» bosquejado por el Ejecutivo español, y con un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que consolidan la caída en picado de la confianza de la ciudadanía hacia la gestión del Gobierno socialista y sus miembros.
A Zapatero se le atraganta el Desayuno

Las portadas de los rotativos españoles son hoy monográficas, abordando estos asuntos que apuntalan las horas bajas en las que se encuentra la gestión del Ejecutivo y que provocaron ayer las primeras voces -del PP- sugiriendo la posibilidad de presentar una moción de censura contra el Gobierno o la petición de elecciones anticipadas verbalizadas por distintos analistas políticos o dirigentes como Esperanza Aguirre.

Las palabras «desconfianza», «batacazo», «inversores que huyen» o «crisis de credibilidad» comparten protagonismo con el primer plano reiterado de José Luis Rodríguez Zapatero junto al matrimonio Obama en Washington. Culmina, de esta forma, la semana de las portadas más difíciles para el presidente leonés. Comenzó con Davos, cuando el viernes pasado, las portadas mostraban las imágenes y palabras de Zapatero reivindicando en el foro económico mundial que «España es un país serio» y poniendo énfasis en la solvencia de este Gobierno para liderar su salida de la crisis y encauzar, en paralelo, la de toda la Unión Europea (UE), como país que ocupa la Presidencia rotatoria del Viejo Continente.
El plantón de Obama ante cuatro millones de paradosPero no lo demostró por mucho tiempo, cuando las primeras de todos los diarios, nacionales y de provincias, recapitulaban la intención sorpresiva del Gobierno -adelantada por la vicepresidenta primera el mediodía del viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros- del retraso gradual de la edad de jubilación de los españoles de los 65 a los 67 años. El «pensionazo» fue entonces el término más repetido, el que ha coleado durante toda la semana por el sarpullido que ha provocado en el seno de los agentes sociales y, por ende, de toda la ciudadanía.
Rondando todavía la idea de que se trataba de un «globo sonda», tras ser matizado el lunes por la ministra de Economía, Elena Salgado, el miércoles este departamento vuelve a sorprender al mundo remitiendo a Bruselas una propuesta para ampliar en una década la base de cotización de todos los trabajadores españoles. Una propuesta de tres horas, porque al cabo de ese corto espacio de tiempo, el Ministerio volvió a recular y puso tippex a esa iniciativa para volver a enviársela, maquillada, a la Comisión Europea.
A Zapatero se le atraganta el Desayuno

De nuevo, esta escena, que rozó el ridículo, volvió a congregar a todos los periódicos, que se despachaban al mismo tiempo con el plantón de Obama a Zapatero, con la confirmación oficial de que nunca estuvo en la agenda de la Casa Blanca que el mandatario estadounidense acudiese a la cumbre de primavera que se celebrará en Madrid, y, sobre todo, con los cuatro millones de parados a los que ha puesto luz esta semana el Inem.

Para más disgutos, los ecos de un artículo del Nobel de Economía Paul Krugman en «The New York Times» culpando a la economía española -más que a Grecia- de que la salida de la crisis en Europa fuese aún al ralentí y una primera plana de Joaquín Almunia, ex líder del PSOE y a la sazón consejero europeo del ramo, abundando en que España está a la zaga con el país helénico y Portugal, terminaron por completar siete días aciagos.

¿Qué más podía pasarle al presidente en su semana más caótica? Pues que todos los periódicos, boletines de radio e informativos de televisión se pusiesen por primera vez de acuerdo, con total independencia del color de su línea editorial, para llevar a primer lugar de la actualidad el estado exánime de las inversiones extranjeras en España o la pérdida de puntos del PSOE con vistas a unos próximos comicios. Y todo esto, a unas horas de presentar una reforma del mercado laboral que podría poner en pie de guerra a los que queden todavía sentados. Veremos las portadas de mañana...
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.