Nacional

null

Hemeroteca > 05/02/2006 > 

En coma un guardia urbano de Barcelona al recibir una pedrada en una fiesta «okupa»

El agente y otros compañeros fueron apedreados tras impedir la entrada al recinto a un grupo de 30 personas. Hay nueve detenidos, entre ellos el agresor del policía

Actualizado 05/02/2006 - 03:45:31

ABC

BARCELONA. J.S.D., un agente de la guardia urbana de Barcelona de 39 años, resultó gravemente herido ayer durante un enfrentamiento con un grupo de «okupas» que pretendía entrar en una fiesta ilegal que se celebraba en los bajos del número 55 de la calle Sant Pere més Baix. El guardia, casado y con cuatro hijos, recibió una pedrada en la cabeza que le provocó traumatismo craneoencefálico y fractura de la base del cráneo, y anoche continuaba en coma en la unidad de cuidados intensivos en el Hospital Clínico. Otros tres agentes sufrieron heridas leves.

La agresión se produjo sobre las seis de la mañana, junto a la denominada Anarko Penya Cultural, un edificio de propiedad privada «okupado» desde hace cuatros años y que el pasado mes de noviembre fue expropiado por el Ayuntamiento para construir equipamientos para el barrio. El 30 de enero se notificó una orden de desalojo que los ocupantes desoyeron.

Las fiestas nocturnas que se hacían en la planta baja del inmueble los fines de semana habían motivado numerosas quejas de los vecinos. El viernes a las diez de la noche, como medida cautelar, la Guardia Urbana precintó la sala donde se llevan a cabo las fiestas, pero el precinto se rompió y se repitió la situación de cada semana.

Un furgón de la Policía Local permaneció apostado en las inmediaciones para prevenir incidentes. Sin embargo, sobre las seis, una treintena de jóvenes a quienes no habían dejado entrar los propios «okupas» porque la fiesta ya era suficientemente numerosa -había 800 personas-, se encaró con los cuatro agentes y atacó el furgón, según fuentes municipales.

Lluvia de piedras y macetas

Durante el altercado, los agentes recibieron una lluvia de objetos lanzados por el grupo de fuera, pero también desde las ventanas del inmueble: macetas, hierros y piedras de un solar cercano cayeron sobre los agentes. Una de las piedras, arrojada por alguien del grupo de la calle, hirio gravemente en la cabeza al policía J. S. D. Los otros tres agentes sufrieron lesiones leves.

Las patrullas que llegaron en apoyo de sus compañeros detuvieron a nueve jóvenes, entre los que se encuentra el agresor.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.