Sociedad

null

Hemeroteca > 04/08/2006 > 

Estalactitas y estalagmitas, claves para conocer el pasado climático de la Tierra

Cuando miramos la previsión del tiempo en televisión, no esperamos que sea completamente precisa, pero sí consideramos conveniente saber para cuándo es el pronóstico. No parece demasiado útil que nos

Actualizado 04/08/2006 - 08:50:40
Cuando miramos la previsión del tiempo en televisión, no esperamos que sea completamente precisa, pero sí consideramos conveniente saber para cuándo es el pronóstico. No parece demasiado útil que nos cuenten que va a nevar algún día en los próximos mil años. Y sin embargo, esa es la situación a la que se enfrentan los científicos que estudian el clima del pasado.
Los datos que proporcionan métodos tradicionales para conocer el tiempo que hizo hace miles de años, como el estudio de los sedimentos o los nucleos de hielo polar, conllevan una considerable incertidumbre. La información se recoge analizando los efectos del cambio climático a lo largo de los siglos en las distintas capas de tierra o hielo, y datar cada estrato de forma precisa no es fácil.
Ahora, según explica Gideon M. Henderson en un artículo publicado esta semana en la revista «Science», los avances en el estudio de los espeleotemas -formaciones como las estalagmitas que se encuentran en las cavernas- pueden proporcionar un empujón importante a la reconstrucción del pasado climático de la Tierra.
Disuelto en el agua que con su goteo forma las estalagmitas, hay uranio. Este elemento, con el paso del tiempo, pierde radiactividad y se convierte en Torio. Analizando las cantidades de uranio y torio presentes en un espeleotema, se puede conocer la edad de esa capa -que como los núcleos de hielo o los estratos de sedimentos guardan memoria de los cambios climáticos producidos en nuestro planeta- con un margen de error mucho menor los núcleos de hielo o los estratos terrestres. Explicado de una forma básica, cuanto más torio hay en una capa, más antigua es y por eso en las más modernas no se encuentra este elemento.
Las estalagmitas tienen varias ventajas respecto a la técnica empleada para conocer el clima del pasado más extendida: los núcleos de hielo. Éstos últimos se encuentran lejos de los centros de población humanos, en ellos no quedan grabados los cambios en grandes sistemas climáticos como los monzones o «El Niño» y son difíciles de datar con precisión.
El porqué de los cambios
Los núcleos de hielo nos han permitido conocer los bruscos cambios que a lo largo de la historia ha experimentado el clima en nuestro planeta, y han proporcionado valiosa información sobre la antigua composición de la atmósfera terrestre. Ahora, la posibilidad de fechar los cambios con mayor exactitud nos proporcionará información fundamental sobre los mecanismos que los causan.
Uno de los cambios más importantes en el clima de la Tierra y que produce efectos dramáticos en todo el medio ambiente planetario son las glaciaciones. La presencia de los espeleotemas en casi todo el mundo -al contrario que los núcleos de hielo- y su precisa datación permitirá revisar nuestras teorías sobre las causas de los ciclos glaciales.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.