Nacional

null

Hemeroteca > 04/07/2008 > 

El método de ZP

El PP sigue sin enterarse de que Zapatero utiliza de modo sistemático los juegos sobre el lenguaje para restar gravedad a los grandes problemas. Es todo un método que parece no haber descubierto el PP

Actualizado 04/07/2008 - 02:53:53
El PP sigue sin enterarse de que Zapatero utiliza de modo sistemático los juegos sobre el lenguaje para restar gravedad a los grandes problemas. Es todo un método que parece no haber descubierto el PP a pesar de haberse convertido en un recurso. El PP cae en la trampa con la alegría del que va a tener un seguro éxito dialéctico hasta que descubre tardíamente que tras la aparente estupidez había toda una estrategia.
ZP ha utilizado el método en varias ocasiones. Recordemos el debate sobre el término «nación». Primero dejó caer con aire de inocencia la idea de que este es un concepto «discutido y discutible». Se organizó la marimorena. La carnaza alimentó durante meses a las tertulias plagadas de ignorantes y listillos y, de este modo, consiguió que la polémica terminara por descargar el término «nación» de tal modo que, cuando llegó el debate sobre el Estatuto catalán, era ya pólvora mojada. Por si fuera poco, la inclusión del término en el Preámbulo terminó de darle un aire retórico. Después de este episodio, la «realidad nacional» andaluza pasó la aduana sin dificultades.
Como recordaba ayer Edurne Uriarte, ZP utilizó la polémica sobre el «diálogo » para justificar las negociaciones con ETA. Ahora, por tercera vez, recurre al método del debate semántico para ocultar la gravedad de la «crisis» económica. Así llevamos ya un par de meses con lo que podemos calificar como una verdadera diversión en el sentido etimológico, esto es, el alejamiento del problema. Al caer en la trampa del debate semántico, Rajoy no ofreció el miércoles, en el Parlamento, sus propuestas económicas y se dejó llevar por el plano inclinado que tanto le gusta en relación con la inexistencia de diferencias entre la derecha y la izquierda. Obnubilado por el éxito que para él suponía calificar de mentiroso o indocumentado a Zapatero, le permitió a este colocar sus principios socialdemócratas, esto es, el mantenimiento de los gastos sociales y la subida de las pensiones. Sin duda será una política nefasta, pero es la suya, la propia, la socialista. No sabemos, sin embargo, en qué consiste la del PP. Porque, torpes, se han quedado enredados en la trampa facilona de la «crisis».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.