Nacional

null

Hemeroteca > 04/03/2007 > 

La mayoría de los votantes socialistas rechazan la excarcelación de De Juana

La decisión del Gobierno socialista de excarcelar al etarra De Juana Chaos (con veinticinco asesinatos y decenas de heridos en su historial criminal) ha causado un notable malestar entre la sociedad

Actualizado 04/03/2007 - 15:45:22
La decisión del Gobierno socialista de excarcelar al etarra De Juana Chaos (con veinticinco asesinatos y decenas de heridos en su historial criminal) ha causado un notable malestar entre la sociedad. Así lo revela un sondeo-flash realizado por Metroscopia para ABC el pasado viernes en el que se ve que el traslado del etarra a San Sebastián ha sido acogido de forma ampliamente negativa por dos de cada tres españoles (64 por ciento), dato que se corresponde con las numerosas manifestaciones que se sucedieron entre el jueves y el viernes en varias ciudades españolas, y que fueron secundadas por multitud de ciudadanos.
Los votantes del PP, de forma casi unánime (89 por ciento), rechazan la decisión tomada por el Ejecutivo. Pero más significativo es que ese rechazo lo comparten la mayoría de los votantes del PSOE (54 por ciento), que ven cómo la política de Zapatero trata de reactivar un «proceso» truncado con el atentado de la T-4 el pasado 30 de diciembre.
El desacuerdo sobre la decisión tomada sobre De Juana coincide con el Barómetro de Invierno elaborado por Metroscopia para ABC. Hace un mes, ante la decisión de la Audiencia Nacional de mantener al pistolero de ETA en prisión pese a la huelga de hambre, ocho de cada diez encuestados entendieron que había actuado de forma correcta. Entonces, la opinión entre el electorado socialista y popular era muy próxima: la gran mayoría de los votantes del PP y del PSOE se mostraron a favor de que el terrorista permaneciera en prisión.
Sobre lo que le pueda suceder a un preso que se declara en huelga de hambre -como el caso de De Juana y el de una decena de presos comunes que desde anteayer decidieron seguir el ejemplo del etarra-, la opinión dominante entre la ciudadanía es que las consecuencias son responsabilidad del huelguista (74 por ciento) y no del Estado. Tan sólo un 22 por ciento cree que radica en el Ejecutivo la responsabilidad de la salud de todas las personas que la Justicia condena a estar en la cárcel.
Cesión ante el chantaje
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa De la Vega, aseguró con vehemencia tras el Consejo de Ministros del viernes que «no es cierto» que el atenuamiento de pena de De Juana sea ceder al chantaje de ETA. Sin embargo, la mayoría de los españoles no coincide con las afirmaciones del Ejecutivo. El 55 por ciento de los encuestados afirman que «con esta decisión el Gobierno ha cedido al chantaje de un terrorista», mientras que sólo el 36 por ciento cree que el Ejecutivo «ha hecho lo mejor que se podía hacer dadas las circunstancias», es decir, ante el riesgo de muerte ante la huelga de hambre del etarra. Hay que destacar que en cuanto llegó a San Sebastián e ingresó en el Hospital Donostia -donde su hermana es supervisora de Enfermería- el asesino de 25 personas decidió volver a ingerir alimentos.
En función de los votantes, el 88 por ciento de los del PP opinan que que sí ha habido una cesión al chantaje del etarra, al igual que un sustancial 33 por ciento de los del PSOE.
Política, no humanidad
La justificación ofrecida por el Gobierno, desde el presidente a varios ministros, de que el traslado de De Juana obedece a «razones humanitarias» y para evitar «un desenlace fatal» no ha convencido. Los encuestados creen en su mayoría (54 por ciento) que el Ejecutivo se ha limitado a hacer una maniobra política dirigida «al mundo de ETA». En este caso, se adhieren a esa opinión el 78 por ciento de los votantes populares, pero también un llamativo 40 por ciento de los socialistas.
La política antiterrorista de Zapatero no tendrá como resultado el que los criminales de ETA abandonen las armas. Esa es la tesis que suscriben la mayoría de los españoles. Un 55 por ciento cree que decisiones del tipo de la de De Juana «refuerzan y fortalecen» a la banda. De esa forma se han pronunciado el 85 por ciento de los que votaron al PP, así como el 37 por ciento de los que apoyaron al PSOE.
Improvisación
Todo indica que la que probablemente sea la decisión con mayor repercusión entre la sociedad de la legislatura, le pasará factura el Gobierno. El sondeo de Metroscopia indica que «el diagnóstico ciudadano tiende a ser severo respecto del modo en que Zapatero está conduciendo la lucha contra ETA». Así, para la mayoría de los consultados (57 por ciento) el caso del etarra «demuestra que en el tema de ETA el Gobierno va improvisando sobre la marcha». Así lo considera el 76 por ciento del electorado del PP y el 40 por ciento del PSOE.
Esa sensación de que la lucha contra la banda es una suerte de improvisación se refuerza si recordamos el, en palabras de Zapatero, «trágico accidente» con dos asesinados en la T-4 de Barajas. Según reconocieron en los días posteriores en el Ejecutivo y en el PSOE -el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el secretario de Organización socialista, José Blanco-, les cogió con el paso cambiado. Una descoordinación que tampoco puede olvidarse en la huida masiva de los miembros de Segi cuando el Tribunal Supremo consideró que se trata de una organización terrorista.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.