Madrid

null

Hemeroteca > 04/03/2004 > 

La inauguración de la R-3 y la R-5 añade 62 kilómetros de peaje a la red viaria madrileña

Actualizado 17/02/2004 - 13:43:16

MADRID. Con mucha niebla y muchas críticas de fondo, el presidente del Gobierno, José María Aznar, inauguró ayer las autopistas radiales R-3 y R-5 (de peaje), así como un tramo de la autovía M-50, cuya utilización es gratuita. En total, se abrían a la circulación 91,5 kilómetros que los automovilistas, según los previsto, podían utilizar a partir de la noche de ayer.

Lo inaugurado engloba tres nuevas vías, tal y como ha informado ABC. La primera se refiere al tramo de la autovía M-50, de circunvalación de Madrid, comprendido entre la autovía A-5 y el enlace de Majadahonda. La longitud del tramo de la M-50 asociada a esta concesión es de 29,3 kilómetros. Ayer se abrieron al público 12,8.

Precios y telepeaje

La segunda apertura corresponde a la radial R-3, de 33,9 kilómetros, entre la autovía M-40 y la autovía A-3 (Madrid-Valencia), pasando por Arganda. La tercera de las vías abiertas ayer es la radial R-5, con 28,3 kilómetros, entre la M-40 y la autovía A-5 (Madrid-Extremadura) hasta el sur de Móstoles. Los conductores que, desde anoche, hayan circulado por la R-3 Madrid-Arganda en su tramo completo) habrán pagado 2,85 euros en hora punta y 2,15 en hora valle. Los que hayan utilizado la R-5 (que discurre desde la M-40 hasta Navalcarnero), pagaron 3 euros en hora punta y 2,30 en hora valle. Como en otras autopistas radiales, estos precios están sujetos a descuentos para los que circulen frencuentemente por estas dos vías. Así ocurre en la radial R-2 inaugurada a principios del pasado mes de octubre.

Las dos radiales -R-3 y R-5- también disponen de telepeaje, un sistema de teledispositivo «VIA T», que permite el pago sin parar en las cajas.

Las obras, según fuentes del Ministerio de Fomento, han supuesto una inversión de 852 millones de euros y han sido realizadas por la empresa concesionaria C.E.S.A., cuyo accionariado está constituido por las empresas FCC, Inversora de Infraestructuras, Obrascon Huarte Laín, Sacyr, Autopista Concesionaria Española, Empresa Nacional de Autopistas y Caja Madrid. Según las mismas fuentes, el presupuesto aproximado de las expropiaciones a que han dado lugar las obras asciende de 59,8 millones de euros.

Un antes y un después

En el acto de ayer, el presidente del Gobierno estuvo acompañado, entre otros, por el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el delegado del Gobierno de Madrid, Francisco Javier Ansuátegui. También estuvieron Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS y del Real Madrid, así como Fernando Fernández Tapias, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid.

Aznar se refirió al Plan de Infraestructuras del Transporte 2000-2007, con un presupuesto total de 105.000 millones de euros y en el que se enmarcan las vías inauguradas ayer. «En España -dijo- habrá un antes y un después de este Plan por su contribución a la modernización y competitividad del país». Aznar también señaló que a su llegada al Gobierno tuvo que afrontar «problemas de deudas anteriores» en el pago de las obras públicas y en la financiación de las mismas, y añadió que lo hizo «apostando por la estabilidad presupuestaria y el déficit cero, usando los recursos pensando, siempre, en los ciudadanos».

Convergencia con Europa

El ministro de Fomento, por su parte, hizo varias consideraciones de tipo político pero destacó que, con obras como las inauguradas ayer, «España homologa sus infraestructuras de transporte a la Unión Europea» y que, además «son actuaciones que nos sirven de palanca en la convergencia» con los países de nuestro entorno.

Álvarez Cascos fue a más y añadió: «No nos vamos a detener aquí». Y para el caso concreto de Madrid, anunció una ristra de proyectos. A saber: la adecuación de la vía entre Madrid y Toledo (70 kilómetros de obra); la R-1, que discurrirá en paralelo a la A-1 (Madrid-Burgos), con 90 kilómetros de longitud; un cuarto carril entre Las Rozas y Collado-Villalba (futura R-6); cierre y soterramiento de la M-50, así como el diseño de los 180 kilómetros que tendrá la futura M-60.

La presidente madrileña, Esperanza Aguirre, destacó la importancia de las obras y dijo: «Vamos a salir todos ganando, se diga lo que se diga».

El presidente del Gobierno y su comitiva realizaron un breve recorrido -de unos veinte minutos- por el nuevo trazado de la M-50 y una pequeñísima parte de la R-5. Pasado el mediodía, la niebla todavía dejaba escaso margen de visibilidad. Quienes no vieron a José María Aznar fueron los agricultores y vecinos afectados por las expropiaciones que se habían concentrado, para manifestarse, en los peajes de Navalcarnero y de Arganda.

Recurso de lesividad

Según ha manifestado a este periódico Fausto Sánchez, el abogado que representa a más de trescientos afectados por dichas expropiaciones de Navalcarnero, Mejorada del Campo, Arroyomolinos y Moraleja de Enmedio, el Jurado Provincial de Expropiaciones Forzosas estipuló un justiprecio, que es ejecutivo, de entre 11 y 26 euros por metro cuadrado. La concesionaria daba 2,5 euros.

Entonces, Fomento interpuso un recurso de lesividad, «que sólo se usa cuando quien paga es el Estado», dice, y ello ha hecho que, desde hace años, el proceso esté paralizado y el 90 por ciento de los expropiados sin recibir una indemnización por sus terrenos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.