Internet

null

Hemeroteca > 03/12/2003 > 

Mataró se convierte en ciudad digital gracias a su programa «TecnoCampus»

En Mataró, la ciudad red no es un proyecto. Las TIC conectan ya todos los ámbitos de la población: administración, empresas, comerciantes, vecinos e infraestructuras

Actualizado 03/12/2003 - 00:26:36
Vista del cibernético interior del actual edificio del TecnoCampus Mataró. ABC
Vista del cibernético interior del actual edificio del TecnoCampus Mataró. ABC
BARCELONA. La capital de la comarca barcelonesa del Maresme revalida en la Red su carácter pionero en España. Ya en 1848, Mataró fue el destino de la primera línea ferroviaria española, procedente de Barcelona. Ahora, esta ciudad catalana de 107.787 habitantes vuelve a estar en la cresta de la innovación merced a su programa TecnoCampus Mataró (TCM), que la ha convertido en una ciudad completamente digital y a pleno rendimiento.
Comerciantes que facilitan la firma digital, empresas que incorporan tecnología «Wi-Fi» y una incubadora que acoge a los emprendedores son algunos ejemplos de los progresos de una población donde ya existe un punto de acceso gratuito a Internet por cada 700 vecinos y hace tiempo que se tramitan los papeles en red. «La Sociedad de la Información está presente en todos los ámbitos de la localidad, aprovechando las sinergias de la Administración, las empresas, la universidad, las entidades, las infraestructuras y el urbanismo», afirma Jordi Marín, director general de este ambicioso proyecto hecho realidad.
Los orígenes del TCM se remontan a 1998, cuando el Instituto Municipal de Promoción Económica (Impem) y la Escuela Universitaria Politécnica (Eupmt) de la ciudad coinciden en la necesidad de encaminar Mataró hacia una sociedad en red. De este consenso, surgió el plan director para la Sociedad de la Información local, que sentó las bases del TecnoCampus. Hace casi tres años que se emprendieron de forma oficial todas las actuaciones.
De entrada, la Administración ofrece facilidades. Además de ejercer de motor de arranque de TecnoCampus, pone a disposición de la ciudadanía la tramitación de la mayor parte de las gestiones municipales a través de su web (www.infomataro.net).
Otro nodo lo forman las empresas tradicionales, como las del sector textil. No en vano, Mataró fue pionera en la industrialización de nuestro país y lidera el género de punto. También el comercio, la construcción y el ocio forman parte de la red. Para llegar al estadio actual, se realizaron estudios de impacto de las nuevas tecnologías además de informar a los sectores y realizar pruebas piloto. Como incentivo, se otorgan premios a las empresas con mayor innovación tecnológica y a las que más destaquen en la aplicación de las TIC. Los nuevos emprendedores, por su parte, disponen de dos importantes ayudas: una incubadora de negocios que asesora y ofrece «alta conectividad, salas de reunión y toda clase de material», y los premios Cre@tic, que dotan económicamente a los mejores proyectos, apunta Marín.
PIN y contraseña comercial
Respecto a las infraestructuras, el Ayuntamiento de Mataró también fue el primero en sacar a concurso, en 2002, sus servicios de telecomunicación. Lo hizo en tres paquetes: telefonía fija, móvil y transmisión de datos. El concurso, aunque anual, «se ha prorrogado hasta junio del año 2004» -matiza el director general del campus- porque así lo pidieron las operadoras.
En el capítulo de proyectos, cabe destacar la futura implantación de la tecnología UMTS. Por contra, la red de cable, que ya supera los 25 kilómetros de extensión, todavía no cubre el centro de la población, debido a su escasa rentabilidad por la baja densidad de población en esa zona. El espíritu innovador también se refleja en el ámbito comercial. Pronto se lanzará entre los establecimientos una peculiar forma de firma digital basada en «un PIN y una contraseña», avanzaMarín. En cuanto a las empresas, ya se realizan pruebas con la tecnología «Wi-Fi» para su posterior implantación.
Para el ex ministro de Industria, Joan Majó, «alma mater» de TecnoCampus, la formación juega un papel determinante en la ciudad en red. Tanto la Escuela Universitaria Politécnica como los institutos de Secundaria adscritos al programa europeo Linnk, incluyen en sus programas de formación las nuevas tecnologías desde el punto de vista práctico para que los actuales alumnos sean generadores de negocio en la ciudad.
La conexión social también es relevante. Para lograrla, se han desplegado por el municipio Puntos de Libre Acceso a Internet (PIAB), uno por cada 700 habitantes, mientras que la Unión Europea aspira a uno por cada 2.000 en el año 2005. Otros pasos firmes hacia la ciudad en red son la celebración de la Semana de Nuevas Tecnologías para todo el mundo, «con 30 expositores repartidos por la ciudad y más de 50 colaboradores », y el correo electrónico gratuito para la totaliadad de los ciudadanos. En el capítulo de proyectos, destaca la construcción de una nueva sede para el TecnoCampus Mataró que aglutine todas las actuaciones.
Los resultados del programa TecnoCampus son evidentes, también, en el porcentaje de viviendas conectadas a Internet: el 36,4 por ciento de los hogares, una cifra próxima a la media de la UE (ésta se sitúa en el 40,4 por ciento), pero que supera con creces el 29,5 por ciento, que es el ratio de penetración de las TIC en las viviendas españolas. También los índices de hogares con ordenador, televisión de pago, telefonía móvil e internautas en Mataró son superiores a la media catalana, según el Observatorio de la Sociedad de la Información.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.