Nacional

null

Hemeroteca > 03/11/2002 > 

Muere en Madrid a los 65 años de edad el empresario guipuzcoano Enrique Sarasola

Actualizado 03/11/2002 - 23:52:54
Enrique Sarasola.EFE
Enrique Sarasola.EFE
MADRID. El empresario guipuzcoano Enrique Sarasola Lerchundi falleció ayer en el hospital Ruber Internacional de Madrid a la edad de 65 años. Sus restos serán incinerados hoy en el tanatorio-cementerio de La Paz de Alcobendas (Madrid) tras la celebración de un oficio religioso, según informaron fuentes de ese centro.
Sarasola se distinguió por una actividad empresarial muy diversa y fue conocido públicamente por su amistad con el ex presidente del Gobierno Felipe González. Tan estrecha fue esa relación que el 23 de febrero de 1981, día del golpe de Estado, ofreció su casa a la familia de González.
Nacido en San Sebastián el 24 de agosto de 1937, recibió a la edad de veinte años una oferta de empleo de la auditora Price Waterhouse para trabajar en Colombia, Indochina o Francia. Eligió Colombia y a los dos años de estar allí creó su propio negocio, una fábrica de plásticos, y más tarde una fundición entre las ciudades de Bogotá y Barranquilla. Posteriormente se hizo agente de la Bolsa de Nueva York con la compañía Keystone Funds, donde llegó a abrir 28 oficinas entre Iberoamérica y Europa, informa Efe.
Regreso a España
A su regreso a España, en 1970, emprendió diversos negocios a partir de su primera sociedad, «Inversiones, Servicios y Comercio» (ISECO). En 1971, impulsó y financió el nacimiento de la revista «Cambio 16».
Sarasola conoció a Felipe González en 1974 y acompañó en numerosas ocasiones al ex presidente del Gobierno en sus viajes por América. Se dice que fue él quien puso en contacto al entonces presidente del Gobierno con algunos líderes del continente, como el venezolano Carlos Andrés Pérez, el ex presidente panameño Omar Torrijos o el también ex presidente colombiano Julio César Turbay.
Su actividad empresarial se distinguió por la variedad de los negocios que emprendió: desde el sector de las exportaciones mediante la comercialización de excedentes agrarios por medio de la sociedad Intermun; pasando por el armamentístico, participando en la venta de vehículos blindados BMR a Egipto; o el de las importaciones a través de la adquisición de cemento rumano que luego vendía en España para irritación de las empresas nacionales.
Por lo que respecta al mundo financiero, estuvo relacionado con Alberto Cortina y Alberto Alcocer e intervino en la operación que permitió a «Los Albertos» intercambiar los terrenos de la Plaza de Castilla en Madrid (Torres Kio) por un importante paquete de acciones del Banco Central.
Sarasola declaró como imputado el pasado mes de diciembre por el cobro de comisiones próximas a los 34 millones de euros por la compra-venta de esos terrenos, aunque él lo negó.
El 3 de noviembre de 1994 declaró ante el entonces juez de la Audiencia Nacional Miguel Moreiras como por un presunto delito de evasión de dinero negro a partir de un director del Banco de Gestión Financiera. Tras tomarle declaración, el magistrado le dejó en libertad sin cargos.
Ese mismo mes, el escritor José Luis de Vilallonga comentó que el empresario contribuyó a enriquecer a Felipe González con motivo de la construcción del metro de Medellín. Sarasola negó este hecho rotundamente y lo enmarcó dentro de la campaña de desprestigio dirigida contra él por su amistad con González.
Asimismo, en noviembre de 1999 se celebró un juicio contra él por presuntos delitos de estafa y alzamiento de bienes en la Sociedad Española de Banca de Negocios. El fiscal pidió que fuera condenado a dos años de cárcel.
El Hipódromo de Madrid
Entre 1992 y 1996, explotó el Hipódromo de La Zarzuela de Madrid y en esas fechas tuvo también la concesión de la quiniela hípica. Su gestión del recinto hípico fue problemática. Desde el 15 de diciembre de 1996, el Hipódromo se encuentra cerrado y no se ha celebrado ninguna carrera. Patrimonio Nacional, arrendador de los terrenos de la sociedad privada Hipódromo de Madrid (HMSA), presentó en 1998 dos demandas por impago de bienes inmuebles y por incumplimiento de contrato. La sentencia de la primera demanda ordenó el desahucio de HMSA.
Sarasola fue también promotor pugilístico y durante algunos años patrocinó al boxeador Poli Díaz, conocido como «el potro de Vallecas».
Estaba casado con la colombiana María Cecilia Marulanda, miembro de una de las más ricas familias del país,con la que tuvo dos hijos.Uno de ellos, es el jinete olímpico Enrique Sarasola.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.