Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 03/10/2006 > 

Quién se lo iba a decir a David Bisbal

Lleva David Bisbal un buda transparente colgado del cuello. Le han dicho que da suerte. Y no para de tocárselo para que haga efecto. Le digo que TVE hasta le dedica programas especiales, como a

Actualizado 03/10/2006 - 09:10:36
El cantante almeriense, ayer en la habitación de un hotel madrileño donde tuvo lugar la presentación del disco
El cantante almeriense, ayer en la habitación de un hotel madrileño donde tuvo lugar la presentación del disco
Lleva David Bisbal un buda transparente colgado del cuello. Le han dicho que da suerte. Y no para de tocárselo para que haga efecto. Le digo que TVE hasta le dedica programas especiales, como a artistas de la talla de Rocío Jurado o Raphael. «¿Te has quedao? Qué arte, Dios mío. Y muy agradecido», salta emocionado, como si pensara que no lo merece y que se ha colado en una fiesta de mayores. En ese programa, emitido el viernes, no llegó a soltarse el pelo ni una vez, manteniendo el aspecto que luce en el videoclip de «Quién me lo iba a decir», en el que aparece amarrado a una cuerda llena de simbolismo, intentando no caer en el vacío (todo idea suya). Simbología aplicable al mundo discográfico. «Para mantenerte, no veas».
El primer sencillo de «Premonición» es «Quién me iba a decir», lo que podría parecer una evolución lingüística en su personal frase «Esto es increíble» (léase con acento de Almería). «Ja, ja, es otra cosa, una historia que siento, pero por supuesto que quién me iba a decir a mí tantas cosas. Es como otro increíble».
Musicalmente sí hay una evolución. No es que su corazón latino se haya transformado en corazón pop, pero en «Premonición» se escuchan muchas más guitarras eléctricas. «Es pop latino, lo que pasa es que tenía claro que no quería que hubiera tanta diferencia entre los sonidos de los conciertos y los del estudio». En cualquier caso, es su disco más personal y también el más comprometido. «La música es un poco medicina», dice, a la vez que cuenta que los derechos de autor de la canción «Soldado de papel» son a beneficio de escuelas de reinserción de niños soldados. Se indigna al recordar los incendios forestales de este verano. También cuando le digo que he leído que le encanta ir a la peluquería y que se hace las mechas cada dos meses. Más que indignarse se muere de la risa, curado del espanto de que se publiquen cosas que nada tienen que ver con la realida, así que me chafa la pregunta de en qué se diferencian las peluquerías de Miami de las de su tierra.
Está convencido de que se trata de «señuelos para que el artista caiga y se defienda». Presunta estrategia que no funciona con David Bisbal. Asegura que no vive en Miami, que vive en los aviones, pero cuando aterriza, reside entre Almería y Madrid. Aunque es cierto que tiene casa en la ciudad estadounidense (para evitar los hoteles), pero una a la que no se puede llegar en barco. «Bueno, si cruzas la carretera, pues sí». Se mantiene cómodamente repantigado en un sillón durante toda la conversación, pero cuando sale el tema de la prensa del corazón, se incorpora, se sienta derecho y se pone serio. «Yo no me meto con nadie. Y hay gente que va buscando la mentira, la maldad, hacer daño, buscando el dinero. Nunca me defenderé. No voy a hacerlos felices».
David Bisbal lee. Además de «Yo fui un niño soldado», las obras completas de Ruiz Zafón. Le gustó tanto «La sombra del viento» que ha decidido leerse todo lo demás, aunque se trate de novelas juveniles. Le encantan las películas de miedo, pero desde «Los otros» no ha encontrado nada que la haya superado (desde luego, no «La casa de cera»). Admira a Charlize Theron y pronuncia el inglés como Jaime Ostos Junior. Black Eyed Peas suena en su boca como si fuera de Wisconsin. Y Camarón o Tomatito como si fuera de Almería. Es lo que lleva en su reproductor de mp3. Y al cuello, un buda. Lo más probable es que sea Bisbal quien da suerte al amuleto.
Cuando sale el tema de la prensa del corazón, es cuando se sienta derecho y se pone serio
Se acabó la publicitada cuenta atrás. Hoy sale a la venta «Premonición», su tercer disco de estudio. Esto sigue siendo increíble.
TEXTO: ROSA BELMONTE FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.