Deportes

Deportes

Hemeroteca > 03/07/2005 > 

Almudena Cid, la novia de Almería

Actualizado 03/07/2005 - 02:08:18

ALMERÍA. Sobre la pista fue la mejor con una superioridad aplastante respecto al resto de finalistas. No es normal en una competición de gimnasia que la campeona aventaje a la segunda en más de cuatro puntos con sólo cuatro aparatos en juego. Además, su simpatía personal impregnó a los más de mil aficionados que habían agotado las entradas dos días antes de la competición. Almudena Cid es, por méritos propios, la novia de Almería.

Ya en la primera rotación (cuerda) estableció las diferencias con el resto: 15,9 para la vitoriana por 14,3 de la italiana Cantaluppi, la segunda en ese momento. Almudena mejoró aún más en el ejercicio de pelota, donde rozó la perfección, con una gran sintonía entre elasticidad y técnica. Ahí ya tenía tres puntos sobre la siguiente. Sólo falló en maza, en la que tuvo una salida de aparato. Pero, muy concentrada, volvió a explotar su dominio en cinta para obtener una puntuación total de 61,65.

Almudena Cid, que había decidido retirarse tras los Juegos de Atenas -la única que ha sido finalista olímpica en tres ediciones- optó por continuar hasta Almería. Su esfuerzo ha tenido recompensa.

La vela se apunta dos medallas

Fue lo más brillante de la jornada, que para España tuvo catorce nuevas medallas, con siete de ellas del atletismo, destacando los oros de Ruth Beita (altura) y de los relevos 4x400 femenino y masculino, y en el plano de la decepción, el segundo puesto de Manolo Martínez en peso, que no pudo superar los 20 metros y que lo pagó. En esta competición luchaba más contra sí mismo que contra el resto y no pudo. Beitia, que hasta el 1,95 superó las alturas a la primera, hizo dos nulos en 1,97 y cuando ya se vio ganadora de la competición intentó el 2,01 en su última tentativa, que no la superó. El relevo español, integrado por Julia Alba, Belén Recio, Cora Olivero y Mayte Martínez, paró el crono en 3:31 45 superando en la línea de meta a los equipos de Francia y Turquía, con un agónico final en el que Mayte Martínez resistió ante las acometidas de sus rivales. Oro también para el relevo masculino (Canal, testa, Barrios y Reina), más holgado que en chicas.

La vela culminó su actuación en estos Juegos con dos medallas, una de oro para el 470 femenino de Natalia Vía Dufresne y Laia Tutzo, y una plata para Francisco Manchón en mistral masculino, lo que mejora la cosecha de Túnez en la que sólo se logró un bronce. La catalana Vía Dufresne, plata en los pasados Juegos Olímpicos y en los Mediterráneos de Túnez, cumplió los pronósticos junto a Tutzo y con el oro ya en el bolsillo completó la última regata con una segunda plaza.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.