Nacional

null

Hemeroteca > 03/06/2004 > 

Las autonómicas no podrían participar nunca en un deporte olímpico

En el Consejo Superior de Deportes se afirma que nada ha cambiado y que la representación internacional la siguen teniendo las selecciones nacionales

Actualizado 03/06/2004 - 03:23:13

MADRID. El deporte español ha reaccionado con estupor y sorpresa al acuerdo alcanzado por el pleno del Congreso en el que se insta a los poderes públicos a promover la presencia de las selecciones autonómicas en los torneos internacionales. Y más, después de que el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, manifestase ayer que la enmienda aprobada el martes «no cambia en absoluto la legalidad actual» establecida en la Ley del Deporte y en la que se afirma que la representación internacional en las competiciones oficiales la tienen las selecciones españolas.

En su artículo 33, punto segundo, del Capítulo III, la Ley del Deporte afirma que «las federaciones deportivas españolas ostentarán la representación de España en las actividades y competiciones deportivas de carácter internacional».

Lissavetzky, en su visita a los internacionales españoles de la selección de fútbol que prepara la Eurocopa, dijo que «no es posible que, por ejemplo, en el próximo Mundial de fútbol compita una selección que no sea la española. Las normas de la UEFA, la FIFA y las del COI dicen de forma tajante que se reconocerá un país soberano cuando lo reconozca la comunidad internacional», es decir, las Naciones Unidas, y lo que no sea así, «no va a ser posible».

En efecto, ni para los Juegos Olímpicos ni para los campeonatos mundiales de los deportes olímpicos existe la más mínima posibilidad de que una selección autonómica pueda competir contra la Española por el simple hecho de que la federación autonómica no puede ser admitida como tal por la Carta Olímpica, la normativa de más rango del deporte internacional olímpico.

Desde el Consejo Superior de Deportes se afirma que se abre la mano para las selecciones autonómicas sólo para las competiciones de carácter amistoso. Lissavetzky aseguró que «me parece magnífico que Cataluña juegue un partido contra Brasil», aunque recalcó que «a nuestro país, en competición oficial, sólo lo representará la selección española».

Sin embargo, pese a que la normativa nacional es clara en este sentido, los presidentes de las federaciones olímpicas deportivas españolas no se fían en absoluto del mensaje de tranquilidad enviado ayer por el secretario de Estado para el Deporte y ayer una buena representación de los presidentes de las federaciones españolas olímpicas tuvieron una reunión para adoptar una posición conjunta ante el nuevo problema creado. Para ellos, hasta la fecha en ninguna federación se habían puesto objeciones a que jugasen las selecciones autonómicas. Estiman que si desde el Consejo Superior de Deportes se hubiese aplicado la ley a rajatabla -artículo 34, punto segundo: «Las federaciones deportivas españolas se inscribirán con autorización del Consejo Superior de Deportes en las correspondientes federaciones deportivas de carácter internacional»- no se hubiese producido el reconocimiento por parte de la Federación Internacional de hockey sobre patines de la Federación catalana. Además, en la tarde de ayer, Jaime Lissavetzky se reunió en la sede del Consejo Superior de Deportes con los responsables de deportes de todas las comunidades y ciudades autónomas. Oficialmente, para impulsar las relaciones y cooperación entre las Administraciones, aunque también se tocó el tema de las selecciones autonómicas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.