Nacional

null

Hemeroteca > 03/02/2008 > 

Los socialistas parten con una ventaja de 3,8 puntos sobre el PP a un mes del 9-M

ABC pretende contribuir al debate democrático en la sociedad española y, para ello, comienza a publicar a partir de hoy un sondeo continuo que ha elaborado el Instituto DYM. El objetivo de este

Actualizado 03/02/2008 - 10:00:15
ABC pretende contribuir al debate democrático en la sociedad española y, para ello, comienza a publicar a partir de hoy un sondeo continuo que ha elaborado el Instituto DYM. El objetivo de este periódico es constatar los cambios más relevantes que se vayan produciendo a lo largo de las próximas semanas en las preferencias del electorado. Hasta las elecciones, está previsto la publicación de cinco encuestas, con una muestra acumulada de mil entrevistas cada una. Cada entrega se elabora con los datos acumulados en las dos semanas previas. El total de entrevistas será de 3.000.
La primera oleada del sondeo-realizada entre los días 21 y 31 de enero- refleja una ventaja de los socialistas sobre los populares de 3,8 puntos en voto estimado. Si se hubieran celebrado los comicios en esas fechas, el PSOE sería el partido vencedor con el 42,4 por ciento de los votos, seguido por el PP, con el 38,6. Se rompe por la mínima eso que los expertos consideran «empate técnico» entre las dos fuerzas políticas con posibilidades de gobernar. Mientras tanto, Izquierda Unida se queda con el 4,2 por ciento de la estimación de voto.
Respecto a las elecciones de 2004, los socialistas conservan el porcentaje de sufragios que cosecharon en las urnas hace cuatro años. Bajan sólo dos décimas (del 42,6 por ciento al 42,4). El PP, por su parte, sube casi un punto (del 37,7 de 2004 hasta el 38,6 de finales de enero de este año).
Intención declarada de voto
Los datos del sondeo vienen a demostrar que las últimas ofertas electorales de Zapatero -en especial la «paga» de 400 euros para asalariados y pensionistas- no han terminado de calar en el electorado. Prueba de ello es el hecho de que el PSOE no logra distanciarse del PP. En sentido contrario, parece que los populares no han sufrido un excesivo desgaste por la exclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, de la candidatura por la capital. O, en el caso de que éste hubiera existido, se ha compensado con el «fichaje estrella» del PP, Manuel Pizarro, que es -según la encuesta- bien valorado, especialmente por los votantes del principal partido de la oposición.
En cuanto a la intención declarada de voto -el apartado que refleja las respuestas de los encuestados cuando no tienen dudas sobre por cuál de las opciones políticas se van a decantar-, la ventaja de los socialistas sobre los populares es de casi de once puntos. El 31,7 por ciento de los ciudadanos declaran que votarán al PSOE, mientras el 20,9 apuesta por el PP. Por su parte, IU obtiene el 3 por ciento.
Los expertos demoscópicos coinciden en que el principal partido de la oposición cuenta con una importante bolsa de voto oculto. Ejemplo de ello es la comparación entre la intención de voto actual y el voto real sobre el censo en 2004. El PSOE alcanzó hace cuatro años el 31,9 por ciento del censo y la encuesta le da ahora una intención de voto del 31,7. El Partido Popular, en cambio, se quedó en 2004 con el 28,2 y, sin embargo, el sondeo le otorga un 20,9 de intención de voto. Más de siete puntos de diferencia, mientras los datos comparados de los socialistas son prácticamente iguales.
Otra clave de este apartado se centra en el hecho de que el 35,1 por ciento de los encuestados no muestra prefencias por opción política alguna. De esa cifra, el 20,6 por ciento no sabe o no tiene decidido todavía a quién votar (son los denominados «indecisos»); el 6,7 por ciento declara que no votará; y el 7,8 no contesta. La campaña electoral -y, dentro de ella, los debates televisivos que en esta ocasión sí pueden celebrarse- será fundamental para decantar el voto de los indecisos: nada menos que uno de cada cinco, según refleja el sondeo del Instituto DYM.
Fidelidad de voto
La encuesta también deja claro que el PP tiene un electorado más fiel que el del PSOE. El 77 por ciento de los españoles que en 2004 votaron a los populares tienen la intención de volver a apoyar al principal partido de la oposición. Ese porcentaje se reduce al 72 en el caso de los socialistas.
La crisis económica -o la «desaceleración», como prefieren llamarla los dirigentes del partido gobernante- no parece, de momento, que haya pasado pasado factura al PSOE, ya que los ciudadanos mantienen una valoración alta de la labor del Gobierno, según señala la encuesta. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero aprueba con una nota de 5,3 en una escala de 0 a 10 (donde el 0 es la puntación más baja y el 10 la más alta). Como era previsible, el electorado que más respalda la gestión del Gabinete socialista es el del PSOE, que le otorga una puntación de 6,7. No obstante, el Ejecutivo también obtiene una nota alta entre los votantes de Izquierda Unida (un 5,8). El electorado popular, en cambio, le da la peor valoración: un 3,2.
Alianzas en la izquierda
La labor de oposición del partido que preside Mariano Rajoy es analizada también en el sondeo del Instituto DYM. Los encuestados no creen que el PP se merezca el aprobado y le dan una nota del 3,8. La explicación de ese suspenso es la pésima puntuación que los populares reciben de los votantes de todos los partidos, excepto los del PP. El principal partido de la oposición consigue una buena nota entre su electorado (un 6,1), pero muy mala entre los que votan al PSOE (2,9) y a Izquierda Unida (2,3).
El capítulo sobre la valoración del Gobierno y la oposición deja tres detalles significativos: primero, el electorado del PSOE puntúa mejor al Gobierno que el del PP a los suyos (6,7 frente a 6,1); segundo, los votantes del PSOE dan peor nota a la oposición que los del PP al Gobierno (2,9 frente a 3,2); y, tercero, los que apoyan a Izquierda Unida tienen un buen concepto del Ejecutivo socialista (le dan una nota de 5,8) y muy malo de la oposición del Partido Popular (2,3). Algo lógico esto último si se tiene en cuenta la proximidad ideológica entre el PSOE e IU y, sobre todo, que estos dos partidos han sido socios en el Congreso de los Diputados durante buena parte de la legislatura recién acabada.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.