Cataluña

null

Hemeroteca > 02/10/2005 > 

Ven la luz los dietarios póstumos del ensayista y poeta Guillem Simó

Serio, tímido, irónico, con tendencia al mutismo, Guillem Simó legó a su muerte unos dietarios que causaron una fuerte polémica en la sociedad mallorquina

Actualizado 02/10/2005 - 04:16:11

SERGI DORIA

BARCELONA. Leer a Guillem Simó (1945-2002) es enfrentarse a un libro de desasosiegos. Filólogo y profesor de Historia, escribía poesía y cultivaba el dietarismo. Como explica Sam Abrams, «poco antes de morir de cáncer, tuvo tiempo de acabar un poemario y dejó a su mujer unas indicaciones testamentarias sobre unos dietarios conservados en un disquette». Entre la bibliografía histórica y lingüística encontramos estas memorias del subsuelo existencial que revelan un hombre que se presenta sin autocomplacencias ycalibra con ironía amarga las limitaciones de su entorno social.

Editado por El Gall, «En aquesta part del món» sucitó una agria polémica en la sociedad mallorquina, por las alusiones de su autor a determinadas personas. El rumor se hizo tan ensordecedor, que hubo de ser Sam Abrams quien se traladara a Palma para presentar el libro. Será también Abrams quien realizará la presentación en Barcelona el 4 de octubre en el Espai Mallorca.Le acompañará la viuda del autor, el escritor y periodista Valentí Puig y el pintor Sebastià Ramis.

Visión caustica del mundo faustico

¿Cómo era Guillem Simó? Nos encontramos con un hombre tímido, fumador, que lucha contra la depresión y cuestiona el valor de lo que hace. Mientras corrige exámenes se plantea: «Quan comencen els problemes? Quan es demana a la vida, a la circumstància, més del que aquestes poden donar».

Admirador de Pla y Gomborwicz, a quien cita profusamente, Simó se enfrenta a su circunstancia y la pesadumbre domina la procesión de los días; ve pasar las tardes de domingo, relee sus papeles, soporta las clases sin perder de vista «la extinción, más o menos cercana». Escribir le sirve como terapia. «Una escritura de primera», apunta Abrams, «que une el documento humano con el estilo literario».

La pedagogía le preocupa. Constata la degradación de la relación del profesorado con los alumnos y la instalación de la cursilería «lúdica» en la enseñanza: «Una persona maduraés incapaçd´adaptar-se a una d´immadura si no és a costa de sacrificar la seva maduresa, és a dir, si no és torna pueril... Als joves se´ls ha de fer entrar en raó: jugant només es poden aprendre bajanades, els continguts d´interès noméses poden adquirir a base d´un esforç rigorós. Als joves les persones grans només poden fer-los el favor de la paciència. L´única forma civilitzadade viure en aquest món horripilant és amb paciència...» Sabias palabras.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.