Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 02/08/2001 > 

El pecado original de Banderas y Jolie

Actualizado 02/08/2001 - 02:12:10
Con una barba salpicada de mechones canos y el pelo recogido en una coleta apareció el actor malagueño Antonio Banderas en el preestreno de la película «Originial Sin» (Pecado Original) que rodó en México el pasado mes de noviembre junto a la actriz más peculiar del momento, la oscarizada Angelina Jolie, quien también acudió a la premiere del brazo de su marido, el director de cine Billy Bob Thornton. Banderas y su esposa Melanie Griffith, quien lució un ajustado vestido rojo con estrellas doradas, estaban encantados con ver por fin en las pantallas este trabajo que algunos han calificado como de «thriller erótico» y que no ha recibido las mejores críticas.
Durante la fiesta del estreno, la actriz estadounidense Angelina Jolie (Lara Croft en «Tomb Raider») anunció que está pensando aceptar un nuevo papel: el de madre. «Tengo este año y medio del que viene» antes de filmar la segunda parte de «Tomb Raider»», afirmó la actriz, «en el caso de que me quedase embarazada», bromeó. En realidad «nunca he querido quedarme embarazada, siempre he pensado en adoptar», precisó Jolie. Cuando un periodista le preguntó si ella y su marido, Billy Bob Thornton, de 56 años, pensaban adoptar en Estados Unidos o en el extranjero Jolie contestó: «Lo hemos hablado mucho y estoy segura de que lo sabréis, todo el mundo lo sabrá».
Por su parte, Banderas y Griffith, que posaron tan cariñosos como siempre y sin soltarse las manos, comentaron que no entendían porqué había tanta expectación con las escenas de amor de este filme ya que la propia Griffith señaló que «se trata de una película muy profunda, muy romántica». Siempre juntos y desmintiendo una vez más cualquier rumor de crisis matrimonial, la pareja de actores sigue siendo el matrimonio modelo de Hollywood y siguen apoyándose mutuamente en cada uno de sus trabajos. Así, no hace mucho el propio Banderas declaró en una entrevista que su mujer estaba empezando a deprimirse ante la carencia de papeles femeninos de su edad en las nuevas producciones. No es la primera vez que los Banderas se quejan de la ausencia de mujeres maduras en los repartos de las grandes producciones y de la «sed» de «carne fresca» de Hollywood. Así se entiende que grandes nombres del séptimo arte como Meryl Streep, Kathleen Turner, la propia Griffith o Glenn Close permanezcan pegadas al teléfono en espera de una llamada mientras jóvenes como Penélope Cruz, Kate Winslet o Salma Hayek encabezan los últimos trabajos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.