Cultura

Cultura

Hemeroteca > 02/04/2003 > 

Biografía de Terenci Moix

Actualizado 02/04/2003 - 08:13:32
Más de un millón de ejemplares vendidos de ´No digas que fue un sueño´ (Premio Planeta 1986) convirtió a Terenci Moix en uno de los
escritores más leídos de la literatura española. Y es que este autor consiguió conjugar en su carrera literaria, que bebió de dos fuentes
fundamentales, el antiguo Egipto y el mundo del cine, obras de calidad, aceptadas por la crítica de forma más o menos unánime, y notables éxitos de ventas.
Nacido en Barcelona en 1946 --gustaba decir que en Alejandría y
después de Cristo--, residió durante los años sesenta en Londres, París, Roma y Egipto. Colaborador de la revista ´Film Ideal´, un artículo sobre la Cleopatra de Mankiewicz, firmado aún por Ramón Moix, le puso en contacto con Pere Gimferrer, con quien llegó a escribir una Historia del Cine que se extravió misteriosamente apenas llegó a la editorial.
Nadie que haya disfrutado de sus posteriores ensayos: ´Mis inmortales del cine. Hollywood, años 30´, ´Mis inmortales del cine.  Hollywood años 40´ y ´Mi inmortales del cine. Años 50´ puede dejar de lamentar tan misterioso extravío. En el Terenci Moix escritor de cine, la cinefilia se convertía en el arte de recobrar la magia infinita de los cines de barrio. 
En 1968 irrumpió en el mundo literario con ´La torre de los vicios
capitales´, que Rafael Conte definió como el libro más importante de
autor joven de aquellos años. Ganó el Premio Josep Pla en su primera
convocatoria con ´Olas sobre una roca desierta´ (1969). 
Siguieron ´El día que murió Marilyn´ (1970) --Premio de la Crítica
Catalana y novela fundamental de su generación--, ´Mundo macho´
(1971), ´La increada conciencia de la raza´ (1976), ´Nuestro virgen
de los mártires´ (1983) y ´Amami Alfredo! ´ (1984). 
Terenci obtuvo los galardones más importantes de la literatura catalana --entre ellos el Ramon Llull y el Premio de la Crítica Lletra d´Or con ´´El sexe dels àngels´ (1992)-- y, en varias ocasiones, el de la crítica, lo que cimentó su fama de autor iconoclasta e independiente.
VIAJES E HISTORIA
Sus libros de viajes --´Crónicas italianas´ (1971), ´Terenci del Nilo´ (1983) y ´Tres viajes románticos´ (1987)-- avalaron el apasionamiento por la cultura y la historia de países como Egipto,
Grecia, Italia y México; así como sus novelas históricas ´El sueño de
Alejandría´ (1988) y ´Venus Bonaparte´ (1994). En 1986 ganó el Premio Planeta con ´No digas que fue un sueño´. El título era un verso del poeta alejandrino Constantino Cavafis; la protagonista de la novela era la reina Cleopatra. Otro retorno al mundo de la antigþedad egipcia, ´El amargo don de la belleza´, le valió el Premio Fernando Lara en 1996. 
En 1990 volvió a batir récords de venta con el primer volumen de sus memorias, titulados genéricamente ´El peso de la paja´. Esta primera parte, ´El cine de los sábados´, fue calificada por Pere Gimferrrer como "una auténtica obra de arte". Los dos siguientes volúmenes --´El beso de Peter Pan´ (1993) y ´Extraño en el paraíso´ (1998)-- fueron igualmente aclamados por la crítica. Mientras fue configurando su serie memorialística, sus éxitos de ventas se repitieron con una singular trilogía satírica de la España fin de milenio compuesta por las novelas ´Garras de astracán´ (1991), ´Mujercísimas´ (1995) y ´Chulas y famosas´ (1999) y protagonizada por Miranda Boronat.
En los últimos años, Moix tuvo que abandonar unas de sus pasiones, el tabaco. A causa de una insuficiencia respiratoria, y 40 años fumando unas tres cajetillas de tabaco negro diarias, abandonó este vicio, aunque reconoció recaer en algunas ocasiones, y siguió refugiándose en la literatura y el cine. "Me gusta más el cine que todas las demás artes juntos", dijo en varias ocasiones.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.