Nacional

null

Hemeroteca > 02/02/2008 > 

Los jubilados exigen pensiones dignas y que se elimine el «injusto» tope máximo

M. CALLEJAMADRID. Muchos jubilados reconocen que es una medida políticamente incorrecta, pero a la vez totalmente justa. Las organizaciones de mayores se están movilizando ahora que se acercan las

Actualizado 02/02/2008 - 03:50:10
M. CALLEJA
MADRID. Muchos jubilados reconocen que es una medida políticamente incorrecta, pero a la vez totalmente justa. Las organizaciones de mayores se están movilizando ahora que se acercan las elecciones para exigir a los partidos que pongan fin a una situación que data de 1983 y que supuso poner un techo máximo a las pensiones, que todavía hoy sigue vigente. Los jubilados exigen pensiones dignas para todos, pero también «justas» en todos sus tramos.
La España de 2008 se parece muy poco a la de 1983. Hasta ahí todo el mundo está de acuerdo. Por aquel entonces, el primer Gobierno socialista de Felipe González decidió acometer una serie de ajustes económicos para hacer frente a la crisis y al déficit de la Seguridad Social. Entre otras medidas, se decidió aprobar, de manera coyuntural, un tope máximo a las pensiones, que no podría ser sobrepasado por muy alta que hubiera sido la cotización del trabajador a lo largo de su vida laboral. Se dejó claro que la medida sería temporal, y muchos pensionistas así lo entendieron y aceptaron.
Pero 25 años después, el tope sigue existiendo. Veamos con números lo que eso significa. El «tope máximo» sólo ha subido en todo este tiempo el IPC correspondiente, por lo que ahora está fijado en 2.384,51 euros, en 14 mensualidades, según el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. La cuantía anual es de 33.383,14 euros. Una cantidad a la que hay que restar el 18 por ciento que tienen que declarar en el IRPF. El pasado 29 de diciembre se aprobó la obligatoria subida del 2 por ciento para todas las pensiones, un incremento que se ha corregido hasta el 4,1 por ciento para igualarlo al IPC y que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo. Da igual si al pensionista le corresponde justamente más por haber cotizado también más. No podrá sobrepasar ese techo.
Unos 400.000 afectados
Las asociaciones de mayores consideran que la medida del tope máximo, aprobada en 1983 por las difíciles circunstancias económicas que atravesaba España, no tiene sentido hoy en día con las arcas del Estado en superávit. La movilización de los 400.000 jubilados y pensionistas que están afectados por ese tope máximo ha comenzado. Desde los movimientos de jubilados recuerdan, además, que los beneficiados no serían los grandes banqueros o empresarios jubilados, que ya tendrían sus propios planes de pensiones. Los principales damnificados pertenecen a las clases medias.
La Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma) se ha adherido a la demanda que la Asociación de Jubilados de los Colegios Profesionales planteó ante los Juzgados de los Social para que se elimine el tope. Ceoma considera «inaceptable» la medida aprobada hace 25 años. «Se nos recuerda que cada año aumenta el Fondo de Reserva gracias al superávit existente en la Seguridad Social. Por tanto, estamos en contra de una medida que se aplicó de forma coyuntural pero que se ha convertido en permanente», afirma un portavoz de Ceoma.
Esta confederación recuerda que el TC dio el visto bueno a este tope máximo, pero dice que «se trata de medidas coyunturales que sólo pueden aplicarse de acuerdo con las circunstancias concurrentes en cada momento, teniendo una eficacia temporal. El defecto está en el carácter permanente de la medida».
Una de las asociaciones que se están movilizando con más energía lleva de nombre ERE-98 Sevillana-Endesa, cuyo portavoz es Tomás de la Casa, jubilado en aquella empresa en el año 2000. De la Casa afirma que «gane quien gane» en las elecciones generales del 9 de marzo «debe eliminar el tope máximo de las pensiones, porque es un acto de justicia». Más aún: la medida debe tener carácter retroactivo, y restituir a los pensionistas afectados por ese techo arbitrario lo que les corresponde, al menos desde que hay superávit en España. De la Casa ha denunciado «la complacencia de todo el arco parlamentario» ante esta medida «inconstitucional».
El «timo» de los 70 años
Hay otra circunstancia «injusta», según Ceoma: a los trabajadores que se les anima a seguir en la vida laboral más allá de los 70 años se les promete -explica un portavoz- una subida del 2 por ciento en su pensión. «Pero no es así, porque el tope no se rompe, y si lo superan les da igual, seguirán cobrando lo mismo. Es injusto».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.