Madrid

null

Hemeroteca > 01/12/2003 > 

Urbanismo reforma el proyecto de la plaza de Dalí y mantiene el dolmen y la escultura

El antiguo pavimento no se considera una cruz ni parte del conjunto al no estar recogido en el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento y Salvador Dalí

Actualizado 01/12/2003 - 00:28:03
MADRID. El nuevo proyecto municipal para la Plaza de Dalí mantiene definitivamente la ubicación original del monumento del artista catalán, aunque sigue sin incluir en el conjunto de la obra el enlosado ya que, según el concejal de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras, Pío García-Escudero, «no está recogido en el acuerdo firmado entre Salvador Dalí y el Ayuntamiento, en el que sólo se habla del dolmen y de la estatua».
De esa forma, desaparecerán todas la losetas que han sido causa de la polémica ya que, según la plataforma creada en defensa del monumento, «dibujaban el Cristo Crucificado diseñado por el artista», por lo que consideran que «es una mutilación de la última obra de Salvador Dalí». En el mismo sentido, se manifestó el senador de CiU Jordi Xuclá, que trasladó la polémica al Senado, donde la ministra de Cultura, Pilar del Castillo, aseguró que «la obra será mimada».
Técnicos municipales que, en su día, negociaron el acuerdo con el propio Salvador Dalí aseguraron que «el artista en lo que puso más énfasis fue en que aparecieran la cuatro letras de Gala en el cubo del pedestal, así como en que las patas del dolmen tenían que ser de cantera mientras que la horizontal debía ser natural, encontrada. También se le comunicó que el pavimento iban a ser unas ondas y le pareció bien. En ningún momento, se habló de cruz».
Así, con todas las Administraciones, incluida la Comunidad a través de Patrimonio, considerando conjunto monumental sólo al dolmen de piedra y a la escultura de bronce sobre el pedestal, el pavimento será completamente nuevo.
Grandes losas de granito
A lo largo del tramo entre Narváez y el Palacio de los Deportes, llevará grandes losas de granito de 2,5 por 1 metro, que tendrán intercalados los 80 bajorrelieves de bronce, diseñados por el escultor Francés Torres, con representaciones de fósiles, referencias arqueológicas y textos que ya se incluyeron en el proyecto inicial.
Estos bajorrelieves incrustados en el pavimento, conreproducciones de un pasado remoto como de aquellos que lo serán en un futuro, serán más abundantes en la zona cercana a Narváez e irán disminuyendo paulatinamente hasta superar la mitad de la plaza.
Círculo de adoquín rugoso
La única novedad que la adaptación del proyecto incluye en el pavimento es la realización de una base especial para el monumento de Dalí, realizada en adoquín rugoso, de 10 por 10 centímetros, con forma de círculos concéntricos, con el fin de darle un tratamiento de unidad a las esculturas y destacar el conjunto del resto de la plaza.
Otras de las modificaciones están relacionadas con las fuentes previstas. Por un lado, desaparece una de ellas, una figura femenina de acabado hiperrealista que iba a colocarse en la zona cercana al Palacio de los Deportes,mientras que la escultura de Francés Torres, denominada «El olivo que llora», realizada en vaciado de bronce, con un sistema de tubos que le permite exudar agua para que se deslice por las ramas y el tronco hasta alcanzar el suelo, pasará a ocupar el centro de la plaza, lugar destinado en el proyecto inicial a la estatua de Dalí.
Jardineras
En la parte baja de la plaza, en la zona más cercana a Narváez, se colocará otra lámina de agua que mantendrá la misma forma que las ocho jardineras inclinadas, que ya se habían diseñado para acoger minipraderas y 50 acacias que favorezcan la umbría en esta zona estancial, y que llevan incorporados asientos de madera.
Con la actuación, se renovará totalmente el alumbrado, con la instalación de 22 báculos de 12 metros de altura, de diseño singular, que se caracteriza por su forma en «L» y en el que destaca el tamaño de brazo, 3,25 metros. También se instalarán bolardos para proteger la zona peatonal de la destinada al tráfico restringido y se plantarán 72 árboles en el resto de la plaza.
Además, se colocarán 31 metros de bandas transversales de luz, con un ancho de 6,5 centímetros, integradas en el pavimento para completar la iluminación del conjunto.
Protesta
Precisamente ayer, alrededor de una treintena de personas participó en la «visita colectiva» a la Plaza de Dalí, que bajo el lema «Cómo se destruye una obra de arte» organizó un grupo de vecinos de la zona contrario al proyecto de reforma auspiciado por el Ayuntamiento.
Los convocantes del acto colocaron carteles con el lema «SOS Dalí» en el dolmen y el pedestal ideados por el genial artista catalán. Además, aprovecharon para continuar la recogida de firmas contra el nuevo diseño.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.