Sábados

null

Hemeroteca > 01/07/2006 > 

Viena Coma y pague lo que quiera

Lo de que el cliente siempre tiene la razón lo han elevado a su máxima expresión en Der Wiener Deewan, un restaurante paquistaní que está usando con éxito una forma revolucionaria de atraer comensales

Actualizado 01/07/2006 - 09:06:09
Lo de que el cliente siempre tiene la razón lo han elevado a su máxima expresión en Der Wiener Deewan, un restaurante paquistaní que está usando con éxito una forma revolucionaria de atraer comensales y que va más allá de típico menú del día e incluso del concepto de «coma cuanto quiera». En Der Wiener Deewan es el cliente, y no la carta, el que decide cuánto paga por la comida.
Esa es la idea que el local lleva explotando desde hace un año, el «eat all you want, pay as you wish» (aunque las bebidas tienen un precio fijo) que de momento está funcionando de maravilla. La idea se le ocurrió a Natalie Deewan, una estudiante de filosofía sin experiencia previa con el mundo de la restauración. Junto con Afzaal Deewan, su esposo pakistaní y ahora jefe de cocina del local, Natalie inició un negocio de catering para eventos de caridad y ONGs. Los platos de Afzaal gustaron tanto que se decidieron a abrir un pequeño local con un sistema de bufé libre. Y como oferta de apertura decidieron colgar el cartel de «Cuesta... lo que queráis». «La idea era probar un mes para atraer clientes pero funcionó tan bien que decidimos seguir adelante», explica Natalie. Pese a las advertencias de quienes pensaban que la idea era una locura, el local se ha consolidado y emplea ya a siete personas y el mensaje de «Pay as you wish» (pague cuanto quiera) originalmente escrito de forma provisoria ya se ha convertido en cartel permanente.
Comensales honrados
Respecto a la reacción de la gente,
hay de todo. «Normalmente la gente no abusa aunque siempre hay quien pone 20 céntimos en la mesa, sobre todo jóvenes de clase alta que quieren probar si nuestro eslogan es cierto». En estos casos, Natalie reconoce que trata de razonar con los tacaños comensales y explicar que la idea del «pague cuanto quiera» está basada en la confianza mutua. Y es que, aparte de táctica de marketing, la idea de Natalie es crear una buena comunicación entre anfitrión y huésped. «Y que nadie se quede sin poder ir a un restaurante por falta de dinero», añade.
Hace un año, la media de abono por cliente era de 6,25 euros. Ahora, ha bajado hasta 5, sobre todo por que cada vez entran más universitarios. De momento, las cuentas siguen saliendo. «Con que los clientes paguen cuatro euros, no perdemos dinero», explica Natalie e insiste en que comer barato no significa que se cocine barato. Cada día hay cinco platos, dos de carne (nada de cerdo) y tres vegetarianos del amplio recetario pakistaní. La base, el curry, que Afzaal mezcla artesanalmente. También se sirve un postre. Aunque el local no es lujoso, la calidad de la comida y, por supuesto, el precio hace muy recomendable una visita. Además, si después de haber comido bien y haber pagado poco le queda cargo de conciencia, aproveche que Der Wiener Deewan (pronunciado diván) esta muy cerca de la casa museo de Freud. Quizá una visita al que fuera hogar de otro diván, donde nació el psicoanálisis, le ayude a combatir el cargo de conciencia.
Der Wiener Deewan
Dirección: Liechtensteinstrasse 10 A- 1090 Viena
Teléfono: 00 43 (0) 1 925118
Cocina pakistaní
Horario: Lunes a sábado 10.00-23.00

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.