Espectáculos

null

Hemeroteca > 01/03/2002 > 

Charo López protagoniza «Los Puentes de Madison»

Actualizado 01/03/2002 - 00:35:53
MADRID. Salamanca acoge el próximo 14 de marzo el estreno de «Los puentes de Madison», en versión teatral dirigida por Miguel Narros y protagonizada por Manuel de Blas y la salmantina Charo López, para quien esta obra muestra «el mundo femenino desde el lado del hombre que sustenta la libertad de la mujer».
«Lo fácil no me tienta», reconoce Charo López, y tal vez por eso se ha atrevido a representar «Los puentes de Madison», de Robert James Waller, y a arriesgarse a que una parte del público pueda comparar su interpretación con la de Meryl Strep. «Es inevitable que surjan comparaciones, pero sería inútil recurrir a una imitación, y menos a estas alturas. Cada actriz lo hace desde su memoria emotiva», afirma Charo López. De todos modos, no es ella la única en correr el riesgo, porque a su lado está Manuel de Blas, quien, con buen humor, señala: «Como Clint Eastwood, también yo he hecho mucho spaghetti-western. Aunque creo que él no ha hecho teatro, y ahí le gano».
Manuel de Blas y Charo López, además de la joven Natalia Garrido, son los intérpretes de esta adaptación preparada por Jordi Costa a partir de la novela de Waller, aunque Miguel Narros ha incluido detalles de la película. Es, además, la primera vez que este texto se lleva al teatro occidental: «En Japón ya se había hecho con éxito -asegura Charo López-, pero aún no hemos visto imágenes de ese montaje y tenemos mucha curiosidad». Por otra parte, los actores reconocen tener un especial apego al teatro. Para López, «el cine exige finales felices e historias tan reaccionarias como «Atracción fatal», pero el teatro, al ser más minoritario, es más honesto». «El cine es mentira -añade Manuel de Blas-. La cámara te enseña lo que el director quiere. Pero en teatro es el espectador el que selecciona y por eso es más cercano a la verdad. El teatro-mentira no es bueno. ¿Para qué hacerlo?».
Encasillada
«Llevo mucho tiempo llorando de perfil», dice Charo López, quien, pese a todo, afirma no estar desencantada con el cine: «Porque para estar desencantada antes hay que estar encantada, ni estoy «en el candelabro» porque no quiero». Pero sí cree que se la ha encasillado: «Se ha hecho un estereotipo de mi imagen, una personalidad que tiene poco que ver conmigo. Soy apasionada, emotiva, y sin embargo me toca hacer todos esos personajes tan solemnes. Por suerte este es un personaje de carne y hueso, que se siente paleta, un ser humano. Y es un reto representar el amor a los sesenta años y enamorar al público. Es una mujer que por primera vez conoce el orgasmo, pero no es sólo una cuestión de pulsión sexual, sino que está fascinada por alguien que le habla de tú a tú y con el que encuentra cuestiones comunes en una edad difícil». No en vano Miguel Narros define esta obra como «la historia de unos antihéroes del amor».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.