Reportaje

La fiebre del poké echa raíces en la Costa del Sol

Por Maria Sánchez Palomo,

Tendencias gastronómicas que van y vienen, propuestas culinarias que se van abriendo hueco en la oferta hostelera de la provincia de Málaga y que así como llegan, se van… Entre las más recientes está la ¿moda? del poké, un plato hawaiano que ha comenzado a popularizarse en ciudades como Nueva York o Londres, en Madrid y Barcelona, y que ahora proliferan en la Costa del Sol. 

Como apuntamos, el poké es una realidad que ha entrado con fuerza en el panorama gastronómico nacional y en Málaga cuenta a día de hoy con una representación creciente. Esta elaboración, originaria de las islas de Hawái, es una especie de ensalada tropical cruda que se ha convertido en un fenómeno cada vez más presente en numerosas urbes españolas.

Uno de los secretos de la repentina aparición de esta tradicional comida hawaiana reside en su enmarcación dentro de los parámetros de la nueva cocina saludable. Teniendo en cuenta que en estos momentos los usuarios cada vez se preocupan más por llevar una dieta equilibrada, esa cualidad es una de las claves de su surgimiento y ascenso, de la fama que está ganando el poké bowl. 

Las posibilidades que ofrece esta cocina son innumerables y refrescantes, ideal para esta época del año. La base puede ser de arroz, fideos o quinoa, y a esta se le añaden otros complementos, como el atún, el salmón o el pulpo; a continuación, algas de wakame, alubias de edamame, aguacate o incluso mango, entre otros.

En la Costa del Sol encontramos ya interesantes propuestas para probar las bondades del poké: Ohana Poké & More, Kawai Poké Bar, Passion Poké o Kohala Poké son algunos de los distintos establecimientos repartidos por la provincia y es Marbella uno de los puntos donde se localizan varios de estos restaurantes especializados. Es el caso de Passion Poké (avd. Ramón y Cajal, 8) o Kohala Poké (Calle Antonio Belón, 26). Este ha sido el último en trasladar los sabores hawaianos a la localidad marbellí de la mano de sus tres jóvenes socios: Eduardo Araque, Miguel Ángel García y Cedric Glimes. Este último nos reconoce la positiva acogida que ha tenido el restaurante entre el público marbellí: “Llegamos en mayo y durante estos meses jamás hubiéramos pensado que recibiríamos tan buena recepción. ¡Casi 200 pokés diarios!”.

La propia naturaleza del poké destaca por la rápida preparación del producto. La ausencia de complejidad en su elaboración permite al cocinero compensar sirviéndose de una amplia variedad de la materia prima. Pero, además de esta diversidad de ingredientes, lo que fundamentalmente distingue a un buen poké es su calidad. “Queremos ofrecer en nuestra carta la mejor selección posible de materias primas. Queremos que, cuando nuestros clientes prueben alguno de nuestros pokés, sepan distinguir inmediatamente que nuestros atunes o salmones son de almadraba”, concluye Cedric.

kohala4

En la capital, Kawai Poké Bar es otro de los restaurantes que han apostado por esta exótica especialidad. Mario, el encargado del local, explica a Gurmé Málaga que dan la oportunidad al comensal de prepararse su propio bol, al gusto. “El cliente elige desde la base a la proteína, los marinados para estos, los ingredientes y las salsas”, comenta mientras se afanan en atender a un público cada vez más interesado en probar los sabores de esta receta hawaiana. 

poke bowl en kawai poke bar

Kawai está en pleno centro de Málaga y no es la única propuesta de poké que se encuentra en el casco histórico de la ciudad. Ohana Poke & More es ya una cadena de establecimientos –en estos momentos tienen tres– que comenzó a funcionar en El Palo (avd. Salvador Allende) y que actualmente funciona igualmente bien en la zona centro (Puerta Nueva) y en Teatinos (calle Teseo). Fran Montero, su creador, es un empresario inquieto y aventurero que disfruta viajando y descubriendo nuestras propuestas gastronómicas y fue así como se topó con el poké y decidió importarlo a Málaga. La acogida ha sido excelente, como evidencia el hecho de que gestione ya tres locales tan especializados. 

la fiebre del poke en la costa del sol

Si el poké quedará en moda pasajera o ha llegado para quedarse solo el tiempo lo dirá. Por lo pronto, el hecho de que proliferen restaurantes centrados en este tipo de comida o incluso que haya otros que estén incorporando platos similares a su carta es una realidad, como también lo que es que, de momento, parece estar gustando –y mucho– a malagueños y visitantes.