Reportaje

¿El mejor helado de turrón de Málaga?

Por Maria Sánchez Palomo,

Suave y cremoso, sin esos trocitos contundentes que muchos esperan cuando piden un helado de turrón, ligero al paladar pero lleno de todo el sabor del de Jijona. ¡Menudo hallazgo! Probablemente hayamos encontrado, si no el más conseguido, uno de los mejores helados de turrón de toda Málaga, ¿eh? Un producto que merece ser probado por los sibaritas amantes de los ‘bajo cero’ y que está en la capital, en la zona de Olletas. 

Nos referimos al que preparan en Artesol, una heladería que lleva 35 años abierta ocupando el mismo local, en el camino del Colmenar –para más señas, en el número 3. Este establecimiento, que podría pasar desapercibido para muchos malagueños y visitantes por su ubicación, ha conseguido hacerse con una clientela fiel que habla mucho –y bien– de sus productos. Y es ese boca-oreja el que nos ha llevado hasta allí para enseñarnos que en un mundo tan masificado como el heladero es complicado encontrar propuestas honestas y de calidad, pero no imposible. 

Las hermanas Chicón, Rosa María y Yolanda, son las artífices del que es sin duda uno de los mejores helados de turrón que podemos encontrar en Málaga. En serio. Sin ánimo de caer en la exageración… Ellas saben bien cuál es la diferencia entre el ‘helado de…’ y el ‘helado con sabor a…’. Con su trabajo diario demuestran que han apostado con fuerza por el primero, un alimento que cocinan diariamente con materia prima cuidadosamente seleccionada y que requiere de tiempo y esfuerzo para que lleguen a las tarrinas y cucuruchos de los consumidores.

Quienes se lleven las manos a la cabeza por leer en una misma frase sobre helados las palabras ‘alimento’ y ‘cocinar’ han de saber que las hemos escogido conscientes de su significado. Todo lo que sale del obrador de Artesol se prepara con fruta 100% natural, con nueces, almendras, turrón, leche, canela y vainilla, entre otros ingredientes. Estos se manipulan, primero, manualmente. Después pasan por un perol, siguiendo el pasteurizador, dejándolos reposar y finalmente mantecándolos hasta que se consigue lo que se busca, un helado que alimenta. “Nosotros trabajamos con recetas, no con productos ya preparados que se acaban mezclando. Tenemos proveedores de materia prima seleccionada, todo es natural y se evitan añadidos como los emulsionantes o estabilizantes, entre otros”, explica Rosa Chicón, la propietaria del local.

Yolanda es la dueña y señora de ese obrador y de su día a día sale el delicioso helado de turrón que hemos probado en esta visita. “La base del turrón de Jijona nos llega de un proveedor con el que llevamos trabajando 35 años. Se vierte en el perol con leche y azúcar, lo hierves y después pasa al pasteurizador. Se le da un reposo de 24 horas, al día siguiente se manteca y… voilà!”, comenta a Gurmé Málaga. 

Artesol comenzó a funcionar en 1984 y abre de marzo a octubre. Rosa María emprendió con apenas 21 años en un mundillo que le atrapó. Comenzó trabajando en Casa Mira durante sus veranos como estudiante y es evidente que aprendió de los que eran los mejores. Le llegó una oportunidad para hacerse con una pequeña heladería que se traspasaba y allá que fue ella y así es que hoy estamos visitando este establecimiento. Su objetivo sigue siendo el mismo que entonces: elaborar helados de forma artesanal, productos de calidad que la gente recuerde y que los hagan disfrutar. “De lo mejor que me ha dicho un cliente es que nuestra vainilla le recuerda al sabor antiguo y tradicional”, señala con una amplia sonrisa. 

batido de vainilla de herladeria artesol

Los sabores favoritos de los clientes de Artesol son el turrón y el mantecado, también el chocolate, la leche merengada, la crema tostada y el Málaga. Destacan igualmente el helado de yogur, el de limón, mandarina o moras. La presencia o no de estos y otras propuestas en la carta de la heladería dependen de la materia prima que consigan, de si es temporada o no de la fruta en cuestión en la que se basa el helado. Otros de sus ‘best sellers’ son las granizadas –la de limón es un clásico entre los clásico–, los batidos y la horchata de chufa, otra elaboración que tiene su miga, ¿eh? 

helados artesol olletas malaga

Tanto Rosa María como Yolanda siguen reciclándose para traer lo mejor a sus clientes y van innovando cada temporada, cambiando unos ‘bajo cero’ por otros. Es esa inquietud por avanzar lo que les ha llevado a integrarse en ‘Málaga sin Gluten’, una red de establecimientos de hostelería, restauración y alimentación que facilitan a los usuarios una oferta gastronómica que se adapta a las necesidades de personas con intolerancia al gluten. Tienen en la carta varios helados destinados a ellos.

helados de artesol olletas

Gurmé Málaga lo tiene claro: Artesol merece estar entre las consideradas mejores heladerías de Málaga y su helado de turrón es… ¡Pocas palabras más que añadir! Solo lo que comentábamos al inicio de este artículo, que hay que probarlo.