Nombre Restaurante Palo Cortado
Dirección Calle Molina Lario, 13, Málaga ()
Horario De 12:30 a 23:30
Teléfono 952642700
Terraza No

Apostar por la calidad del producto y una cocina de temporada. Estas son las dos características principales del restaurante Palo Cortado en Málaga. En este establecimiento hostelero situado en pleno centro de la capital, el comensal puede degustar carnes, pescados, verduras y guisos, entre otros. El local, decorado con un estilo cuidado, elegante y sencillo, cuenta con dos espacios bien diferenciados: por un lado, la barra, para tomar tapas y aperitivos; por otro, el salón. En ambos se puede degustar todas las propuestas que se recogen en la carta de Palo Cortado. 

Tal y como explican desde el propio restaurante en Málaga, en la carta se ha querido reproducir “una selección de sabores tradicionales presentados a su manera”. ¿Qué encontramos en Palo Cortado? ¿Qué merece la pena probar? Todo suena –y sabe– muy bien. Entrantes “orgánicos, frescos y verdes”, como el tomate aliñado con cebolla morada y olivas, ensaladas –de salmón, quinoa, de langostinos–, ajoblanco de mango, papada y centollo, gazpacho de cerezas, salmorejo o berenjenas a la brasa con miel de caña. Clásicos como la ensaladilla rusa, las croquetas caseras o la tortilla de patatas. También unos típicos huevos rotos o morcilla. Entre los pescados y mariscos, el atún, las vieiras, las lubinas, el foie de mar, las ostras… Y de carne, chuleta de vaca, margen de pato, pluma de ibérico o ternera –solomillo, lomo. 

En la propuesta gastronómica del restaurante Palo Cortado en Málaga hay hueco para la casquería, que ahora vive un momento de oro. En esta cocina de interiores preparan mollejas de ternera, calamares rellenos de manitas de cerdo o los sesos de cordero rebozados, con huevas de arenque ahumado y canónigos. Los guisos y los asados son otro punto y aparte. Recomendables su curry rojo de parrillada de atún de almadraba y el chili crab, que no es otra acosa que un centollo relleno de su carne, guisada al estilo asiáticos on un toque picante.

El restaurante Palo Cortado en Málaga, como apuntábamos anteriormente, permite comer cualquiera de estas sugerencias –y los otros platos de su recetario– tanto en la barra como a la mesa. ¡El cliente tiene la voz cantante!