Actualidad

Palo Cortado prescinde de su ‘esencia’: Miguel Palma se desvincula del restaurante

Por Maria Sánchez Palomo,

Hace apenas 10 meses hablábamos con Miguel Palma sobre el regreso de Palo Cortado. El chef se mostraba ilusionado y con ganas de volver a hacer del restaurante lo que un día significó para Málaga y en ello ha estado trabajando todo este año que lleva funcionando el establecimiento desde su regreso. Esta tarde se confirmaba una noticia de la cual en Gurmé Málaga ya teníamos conocimiento desde hace algunas semanas pero que no podíamos divulgar hasta que Palma diera el paso de hacerlo público: el cocinero abandona Palo Cortado.

El porqué lo deja bien claro él mismo: “me veo obligado a quedar desvinculado del proyecto por decisión unipersonal y caprichosa del socio financiero, dadas las profundas discrepancias a nivel de concepto, calidad, recursos humanos, política económica y personal que me había generado”. Él, que ha sido creador de la marca y desarrollador del proyecto en esencia y contenido, deja claro que no ha sido un paso que ha dado por iniciativa propia sino que es una decisión que viene dada por Luis Ballesteros, el empresario que propuso a Palma la idea de retomar Palo Cortado y darle continuidad desde 2018.

Miguel Palma explica que, cuando decidieron emprender esta segunda oportunidad, dejó bien claro a Ballesteros sus condiciones: el negocio “tenía que ser muy fiel y consecuente con aquel concepto que hizo que la marca Palo Cortado tuviese identidad propia, fuese respetado en su esencia”. Esta, continúa Palma, no es otra cosa que el “devolver con gratitud y honestidad lo que la sociedad malagueña me había dado tantas y tantas veces, a la vez que ser un ejemplo de gestión y trato con el personal y los proveedores”. 

El chef ha enviado un comunicado a los medios del que nos hacemos eco. Aprovecha para despedirse de todos y agradecer a la sociedad la buena acogida que ha tenido el restaurante. En una conversación mantenida con Gurmé Málaga, Miguel Palma señala que informará en cuanto arranque otro proyecto, pues afirma que seguirá trabajando “con honestidad y rigor”. 

restaurante palo cortado en malaga 7

El restaurante Palo Cortado en Málaga

Palo Cortado vivió una época de oro en la década del 2000. El establecimiento consiguió convertirse en uno de los restaurantes más reconocidos del panorama gastronómico de aquel entonces. Con la llegada de crisis, el promotor del proyecto, Miguel Palma, se vio obligado a cerrar sus puertas. Era el año 2009 y probablemente entonces jamás habría podido imaginar que diez años después volvería a dejar a un lado –aunque por motivos bien diferentes– una iniciativa que ha sido un sueño para él y donde plasmó su concepto de cocina. 

Luis Ballesteros ha sido el empresario que ha conseguido que Palma vuelva al redil y se ponga al frente de Palo Cortado, en un principio manteniendo la filosofía e idea original del cocinero y dándole continuidad a lo que este puso en marcha hace casi 20 años. Esta alianza no ha ido como probablemente ambos esperaban y Palma deja el barco –o más bien le obligan a desembarcar–, explica él mismo en un comunicado. 

El restaurante Palo Cortado en Málaga ha trabajado por y para identificarse como un lugar donde se apuesta por la cocina de temporada y por los productos de calidad. El local, con zona de barra para tapas y aperitivos y un salón donde disfrutar de un almuerzo o cena en un ambiente relajado, ha sido bien recibido por el público malagueño. En la carta, clásicos como la ensaladilla rusa, las croquetas caseras o la tortilla de patatas, el tomate aliñado o el ajoblanco y las berenjenas con miel. Junto a estos, pescados y mariscos y la casquería, que también tiene su espacio en la propuesta gastronómica del establecimiento.