Actualidad

Los secretos de… un buen espeto de sardinas

Por Redacción,

Las cañas con las sardinas espetadas han de colocarse con una inclinación de entre 60 y 70 grados, estas han de ponerse sobre el fuego de una lumbre creada a partir de madera de olivo y la brisa del mar hace el resto… Estos son solo apenas unos breves apuntes del que puede considerarse el “primer estudio serio, riguroso y documentado del espeto malagueño”, señala Carlos Mateos, editor de Gurmé Málaga y uno de los profesionales que intervinieron hace unos días en la presentación del libro ‘De la caña al plato: física y fruición del espeto’. 

Antonio Carillo de la Carta Malacitana, el coautor Manuel Pérez, el crítico Carlos Mateos, el coautor Jesús Moreno y Javier Lima de Marbella Activa, impulsora de la candidatura para patrimonio inmaterial (J.J.M.).

Antonio Carillo de la Carta Malacitana, el coautor Manuel Pérez, el crítico Carlos Mateos, el coautor Jesús Moreno y Javier Lima de Marbella Activa, impulsora de la candidatura para patrimonio inmaterial (J.J.M.).

Este plato tan malagueño es candidato a ser nombrado patrimonio inmaterial de la humanidad y en el camino por alcanzar esa meta se publica esta obra de dos autores malagueños, Manuel Pérez y Jesús Moreno. En un mano a mano se propusieron desvelar los secretos que hay tras un buen espeto de sardinas y fruto de su trabajo, de una intensa investigación, ha nacido este libro, con prólogo de Fernando del Valle, director de la edición de Andalucía de ABC. Se recoge tanto los orígenes de esta especialidad gastronómica como la manera de elaborarla. “Es el único alimento cocinado para el cual no se usa un mineral para transformarlo mediante el fuego”, apuntó el historiador Jesús Moreno durante la presentación, que tuvo lugar en la Pesquera del Faro, en Marbella. 

En las páginas de este trabajo se tratan tanto aspectos propiamente culinarios como geográficos y culturales. “No nos vamos a poner gordos comiendo espetos. La sardina no aporta calorías, pero sí vitaminas y proteínas”, explicó Manuel Pérez, que desveló uno de los principales enemigos de esta elaboración, el terral. Este “es incompatible con el espeto por su intensidad”, reseñó Pérez.

De la caña al plato: física y fruición del espeto’ es la primera obra de la Biblioteca de Cultura Alimentaria Manuel Maeso, fundador de la Carta Malacitana. El objetivo de esta es defender la cultura gastronómica de la provincia y para ello se han planteado editar una o dos obras al año. 

Fuente: ABC Andalucía.