Actualidad

Jornadas gastronómicas del chivo de Canillas en Málaga capital

Por Maria Sánchez Palomo,

Su carne jugosa y suave, ligera y nutritiva, es muy valorada por los amantes de la gastronomía y es reconocida por el mundo de la hostelería y la restauración. El chivo de Canillas, guisado al horno de leña y con el aceite de oliva virgen extra, el ajo y el perejil y un toque de limón y sal como únicos condimentos, es un plato que suele ser el más pedido de los restaurantes que lo tienen en carta. Para seguir contribuyendo a la difusión de las bondades de este producto, anualmente se organizan unas jornadas gastronómicas que ya están aquí: los días 21, 22 y 23 de noviembre, el restaurante de El Corte Inglés de Málaga capital ofrecerá un menú exclusivo en el que esta materia prima es la estrella, en colaboración con la empresa Chivo de Canillas, encargada de la producción y elaboración de este manjar.

La presentación a los medios ha sido este mediodía y durante la velada se ha podido degustar la propuesta culinaria que conformará estas jornadas especiales destinadas a todos aquellos que quieran disfrutar del chivo de Canillas al horno. A destacar el maridaje con dos vinos de Bodegas Pérez Hidalgo (Flor Floris y Vega del Geva) y un arranque de la velada con pan de El Colmenero de Alhaurín y aceite de oliva virgen extra de Ardales. Para continuar, dos entrantes: el canelón de chivo de Canillas con calabaza frita de producción propia y el timbal de asadura encebollada de cabrito lechal con ajetes tiernos y huevo. El primer plato es el tradicional potaje de hinojos con morcilla canillera del restaurante La Sociedad de la familia Aguilera, productora de este chivo de Canillas al horno, y el principal es el chivo de Canillas asado al horno de leña.

 

40 euros es el precio del cubierto que culmina con una mousse helada de queso de cabra sobre medallón de membrillo de producción propia. Los interesados pueden realizar ya sus reservas llamando al teléfono 952 076 500, en la extensión 2297.

El chivo de Canillas al horno: sabor y salud

Este producto se caracteriza por su carne, muy suave y jugosa, ligera en boca. Es además muy nutritiva, tal y como nos explica Carlos M. Aquilera, fundador y gerente de la empresa homónima, especializada en comercializar chivo lechal malagueño tanto para el canal Horeca como para el cliente final. Según señaló a Gurmé Málaga hace unos meses, durante una entrevista en nuestra redacción, la clave está “en la selección del animal. Este no ha de tener más de un mes de vida y debe haberse criado única y exclusivamente con leche de su madre. Estas, a su vez, se alimentan de romero, tomillo y hierbas aromáticas”. Es esa dieta lo que genera las características tan especificas de este manjar.

Preparan el chivo siguiendo una receta tradicional. Primero está la selección del chivo y después la manera de cocinar. Para ello se utiliza una bandeja de latón para aderezarlo con aceite de oliva, ajo, perejil, un poco de limón y una pizca de sal. Como comentábamos anteriormente, la carne se cocina al horno de leña y, una vez está preparados se saca y se envasa al vacío. Es de esta forma que consiguen conservar todas las propiedades del alimento. Se comercializa con una caducidad de tres meses y se hace llegar tanto al canal Horeca como a las tiendas gourmet y al cliente final, para esos pedidos que les llegan a través de la página web.

Una vez en el destino, el receptor solo debe desenvolverlo y hacerlo al horno. En Chivo de Canillas recomiendan abrirlo para que atempere un poco. A continuación se mete en la bandeja y se programa el horno a unos 200 grados durante 15-20 minutos. Para maridar recomiendan un blanco o un espumoso, pues “conjuga muy bien con esta carne suave, ligera y baja en grasas”, sentencia Aguilera.

El Espacio Gourmet de El Corte Inglés es uno de los puntos de venta físicos donde se puede encontrar Chivo de Canillas. Los otros canales son la web, chivodecanillas.com, y otras tiendas gourmet y comercios especializados.