Actualidad

Emprender en tiempos de coronavirus: Así es Kurobi, el sushi para llevar de Carlos Navarro

Por Maria Sánchez Palomo,

El día 6 de marzo comenzaba a funcionar Kurobi, una nueva propuesta de comida a domicilio especializada en gastronomía japonesa. Carlos Navarro, que en 2016 consiguió un quinto puesto en la Copa del Mundo de Sushi celebrada en Tokyo, está tras esta empresa que, pese a la irrupción del coronavirus, está dando sus primeros pasos en un sector que pasa por un momento muy complicado.

Kurobi, según el propio Carlos Navarro explica a Gurmé Málaga, “apuesta por la máxima calidad, tanto en los ingredientes como en la elaboración”, y tiene como objetivo ser referente en el delivery. Cuenta como compañero de emprendimiento con el experto gastronómico y organizador del Congreso GastroMarketing Jose Cabello, que señala que las señas de identidad de este restaurante son varias: en primer lugar, “contar con ingredientes auténticos, nada de procesados, apostando por la materia prima ecológica y de proximidad”; segundo, “elaboraciones y recetas cuidadas, artesanales, prestando atención a todos los detalles”; añade que se decepcionan “pedidos diarios limitados con objeto de preservar la calidad” y con tiempos de entrega que llegan apenas a los 15 minutos de espera para el cliente; apuesta por la sostenibilidad y la ecología, utilizando “motos eléctricas eco y envases reciclajes y compostables”, entre otros aspectos.

La oferta gastronómica del restaurante japonés Kurobi incluye sushi clásico, de atún rojo, de salmón, pez limón o tartar de atún, combinando con piezas más actuales. “El uramaki de langostino en tempura con aguacate o el magret de pato”, reseña Carlos Navarro, que destaca además las opciones veganas que han incluido en la carta. Como se reseña anteriormente, siempre dando prioridad a que los ingredientes sean excelentes. “Optamos, por ejemplo, por utilizar atún rojo certifica, arroz japonica premium y aguacates escogidos de la Axarquía”, añade José Cabello.

El ticket medio de este servicio de comida japonesa a domicilio ronda los 15-20 euros y esta es otra de las claves por las que Cabello y Navarro esperan que Kurobi se diferencia de la competencia. “Al no disponer de sala podemos ajustar los costes y al final todo ello redunda en el usuario de manera ventajosa”, sentencian. Ambos han confiado en explorar una tendencia que va haciéndose un hueco en el mercado español, la de los restaurantes donde se prescinde de la sala. “Se combina la excelencia en el producto con un nuevo enfoque orientado al cliente. Nos hemos centrado en los nuevos hábitos de consumo, llevando a casa o al puesto de trabajo la carta del restaurante. La sala adquiere otra dimensión y la parte digital se convierte en algo fundamental a la hora de interactuar”, especifican los creadores de Kurobi.

Kuro Obi significa ‘cinturón negro’, máximo nivel en artes marciales y también máxima habilitación que se puede conseguir en el mundo del sushi. Con esta propuesta esperan, según Carlos y José explican a Gurmé Málaga, “ofrecer ese sushi que a nosotros nos gustaría que nos llevarán a casa, con platos únicos y de calidad”.

Personas interesadas en probar lo que Kurobi puede ofrecerles, actualmente pueden realizar sus pedidos a través de plataformas como Just Eat, Glovo y Uber Eats. También llamando directamente al restaurante por teléfono, contactándoles en el número 951 615 330.