Un grupo de jóvenes, de rebajas.
Un grupo de jóvenes, de rebajas.

Rebajas: 7 preguntas para controlar el consumo emocional

Consejos para caminar hacia el consumo consciente durante el periodo en el que las empresas ofrecen los mayores descuentos del año

Neuromarketing o cómo nuestras neuronas se nos van de compras

Actualizado:

Una vez pasados los días de consumo emocional intenso a través de las distintas experiencias familiares, la recta final navideña concluye con el consumo material, según explica la socióloga Alicia Aradilla. En esa etapa adquirimos regalos para todos, aunque no todos suelen ser comprados desde el mismo estado emocional, pues transitamos de la ilusión hasta la obligación pasando por todo un surtido de motivaciones como «quedar bien», «mostrar amor» o simplemente «mostrar nuestra capacidad económica».

El broche final del consumo emocional se cierra con las rebajas. Es el momento de los autoregalos, los caprichos, o el acceso a lo que durante el resto del año puede resultar inaccesible.

Las rebajas ofrecen, al como explica la socióloga, dos grandes caminos, aunque en medio, por supuesto, existen muchos senderos. Uno es el de la avaricia, tildada durante décadas como un pecado capital que se tiene que ver con el deseo de posesiones materiales, y otro es el del consumo consciente, que tiene en cuenta aspectos relacionados con la producción de los comprado, las condiciones laborales, el cuidado del medio ambiente o la geopolítica.

Las rebajas son, según revela la socióloga, una gran tentación para la avaricia, pero también suponen una oportunidad para el consumo consciente. «Recuerda que el tiempo tiene tanto valor que jamás lo encontraras en las rebajas», concluye.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia