El chocolate estimula la liberación de serotonina, también conocida como hormona de la felicidad
El chocolate estimula la liberación de serotonina, también conocida como hormona de la felicidad

Una onza de chocolate por la noche puede ayudar a dormir mejor

Su contenido en magnesio, responsable de funciones corporales como dormir, despertarse y regular la temperatura corporal, convierte al chocolate en un aliado para el descanso

¿Es verdad que un vaso de leche ayuda a dormir bien?

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con el cambio de estación y la llegada del calor muchas personas sufren un estado de cansancio general y fatiga asociado a los días más largos y una mayor actividad, factores que pueden terminar afectando al estado de ánimo. A esta sensación se le conoce como astenia primaveral y los síntomas más comunes son somnolencia, cansancio, cambios de humor, ansiedad y falta de apetito, entre otros.

Para paliar sus efectos y descansar bien durante las horas de sueño, los expertos recomiendan comer un poco de chocolate antes de acostarse. ¿Por qué? Un estudio de la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y, publicado en la prestigiosa revista «Nature», revela que tomar pequeñas cantidades de chocolate negro ayuda a dormir mejor por las noches gracias a que contiene magnesio, un nutriente fundamental que ayuda a regular el reloj biológico. Este es responsable de las funciones corporales como dormir, despertarse y regular la temperatura corporal, según informan los responsables del estudio.

«Tomar una onza de chocolate antes de acostarse nos ayudará a dormir mejor y sin interrupciones en toda la noche, ya que actúa sobre el sistema nervioso y estimula la liberación de serotonina, también conocida como hormona de la felicidad. Una hormona que produce nuestro cerebro para regular ciertas necesidades corporales como el sueño saludable. Además, al tratarse de cantidades pequeñas, no tendrá consecuencias en la digestión, aunque lo tomemos justo antes de dormir», explica María Andrea Rivadeneira, nutricionista de Pacari.

Además, el magnesio que se encuentra en el chocolate también controla el gasto de energía. «Esto hace que su presencia en las células contribuya a su metabolismo y sea eficaz para convertir los nutrientes en energía durante todo el día», afirma la nutricionista.

Cardiosaludable y neuroprotector

Al chocolate negro también se le han atribuido propiedades cardiosaludables, mejora de la función cognitiva y capacidad para ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2.

Uno de sus componentes, la epicatequina (compuesto polifenólico de acción antioxidante) se ha relacionado con funciones neuroprotectoras como la eficacia para revertir las pérdidas de memoria asociadas a la edad.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia