La sensación de pesadez de las piernas se suele producir cuando se pasan muchas horas de pie o muchas horas sentado
La sensación de pesadez de las piernas se suele producir cuando se pasan muchas horas de pie o muchas horas sentado

El juego de pies que hacías de pequeña es lo mejor para tus piernas cansadas

Algunos ejercicios y posturas sencillas pueden ayudar a aliviar la insuficiencia venosa crónica (o sensación de piernas cansadas), que sufre el 30% de los adultos españoles

Actualizado:

Pasar muchas horas de pie o sentado, sufrir altas temperaturas de forma continuada, llevar una vida sedentaria y una mala alimentación son algunas de las causas que producen esa sensación de pesadez o cansancio en las piernas que, en ocasiones, se traduce en molestias como calambres, hinchazón o incluso dolor de piernas.

Se conoce popularmente como «piernas cansadas» pero este problema de circulación se denomina insuficiencia venosa crónica que sufren el 30% de los adultos españoles (unos 15 millones de perosnas), en su mayoría mujeres debido a factores hormonales, tal como explicó la jefa del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de la Cruz Roja de Madrid, Dra. Lourdes Reina Gutiérrez, durante la presentación de la «Guía de Recomendaciones Posturales» de Aquilea Piernas Ligeras, cuyo objetivo es aportar ejercicios que puedan hacerse a diario y que faciliten el bombeo de sangre de las piernas al corazón.

Ejercicios que alivian las piernas

Uno de los ejercicios que recoge esta guía para aliviar los síntomas de las «piernas cansadas» es algo que se hace a menudo en la infancia: ponerse de puntillas y volver a la posición inicial o realizar cada cierto tiempo ejercicios de punta-tacón (tanto sentados como de pie) activa el bombeo muscular de la sangre. También puede resultar útil, según explica el Dr. Eric Roche, director de la Clínina Vascular Barcelona y uno de los autores de la guía, caminar por la arena o andar descanzos en casa.

Otro juego con los pies que incluye la guía puede practicarse sentado, con la espalda receta. Y es tan sencillo como separar y juntar las puntas de los pies varias veces.

Para activar la circulación de los muslos y los gemelos, los autores de la guía recomiendan estas tres ideas, que además pueden practicarse tumbados boca arriba. Para la primera, se colocan dos toallas enrolladas detrás de las rodillas y se hacen rodar moviendo las caderas. En la misma posición y con las piernas estiradas, otro de los ejercicios consiste en levantar alternativamente cada una de ellas flexionando ligeramente al tiempo que se intenta sujetar con las manos la parte posterior de la rodilla. Para el tercer ejercicio, se colocan las piernas extendidas y se separan y se juntan. Para cada una de las ideas proponen 10 repeticiones, pero esto se puede ajustar en función de las necesidades de cada persona.

También ayuda a tonificar los músculos de las piernas este otro ejercicio, que se hace de pie. Para practicarlo se extienden los brazos y se eleva la rodilla hasta que quede lo más cerca posible del pecho, manteniendo la posición durante un minuto. Después se hace con la otra pierna y se repite el ejercicio con ella.

Para aquellas personas que pasan muchas horas de pie, aconsejan que, varias veces al día, mantengan una posición de piernas ligeramente abiertas y balanceen el peso de una pierna a otra, pues eso contribuye a relajar la musculatura y mejorar la circulación de retorno.

Además, los autores de la guía aconsejan situar las piernas en alto(pueden elevarse totalmente o en una posición que las sitúe al mismo nivel que el corazón) una vez que ya estamos en casa tras la jornada laboral para reducir la sobrecarga y calmar la sensación de pesadez.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia