La prevalencia de la obesidad infantil se sitúa en cifras alarmante
La prevalencia de la obesidad infantil se sitúa en cifras alarmante

Estas son las dos principales causas de la obesidad infantil en España

Un 40% de los niños españoles tiene sobrepeso –casi 1 de cada 5-, una cifra solo superada por Chipre en Europa

MADRIDActualizado:

La prevalencia de la obesidad infantil se sitúa en cifras alarmantes. Según el último estudio de la Organización Mundial de la Salud publicado en 2018, un 40% de los niños españoles tiene sobrepeso y obesidad –casi 1 de cada 5-, una cifra solo superada por Chipre en Europa. La Dra. Elena Sánchez Campayo, dietista-nutricionista y miembro del Colegio Profesional de Dietistas – Nutricionistas de la Comunidad de Madrid ( CODINMA), alerta que estas cifras están provocando un aumento de determinadas enfermedades, «como por ejemplo la diabetes mellitus tipo 2».

Además de la diabetes, la obesidad puede desencadenar numerosos problemas de salud como aumento de la tensión arterial, descompensación de los niveles de azúcar en sangre, hipercolesterolemia o problemas osteoarticulares. De ahí la importancia de tratar y prevenir estas patologías de manera temprana: «Se debe hacer especial hincapié en este colectivo de edad ya que, además de estar en pleno desarrollo, es la etapa en la que se inculcan y adquieren gran parte de los estilos de vida», afirma la doctora Sánchez Campayo. La falta de educación tanto de los padres como los hijos en materia nutricional, el ritmo de vida de la sociedad actual y la falta de tiempo para emplear técnicas culinarias más saludables o el uso de productos precocinados son algunas de las causas que están detrás de las altas tasas de obesidad infantil.

El sedentarismo es otra de las claves del problema: «a partir de los 6 años, e incluso antes, los niños empiezan a utilizar todo tipo de dispositivos electrónicos durante horas, en vez de estar corriendo o jugando», añade la dietista-nutricionista del CODINMA. Es por ello que desde el CODINMA, se den una serie de recomendaciones para seguir una dieta «variada y equilibrada». Siempre y cuando no se presente alergia o intolerancia, la doctora Campayo recomienda la ingesta de «todo tipo de alimentos, no importan que sean verduras o frutas o legumbres, cada grupo de alimentos aporta unos nutrientes determinados que terminan siendo la clave del correcto desarrollo de los niños y niñas». La clave de todo este asunto es, no solo crear hábitos de vida saludables en los niños y las niñas, también crearlos en los padres. Es por ello que se remarque la importancia de educar también nutricionalmente a los progenitores para que creen esos h ábitos saludables en sus hijos e hijas, y así «predicar con el ejemplo».

«Remar en la misma dirección»

Los niños pasan muchas horas en el colegio y en muchas ocasiones también comen, de ahí la importancia de crear estos hábitos con menús «saludables y equilibrados». Para Elena Sánchez Campayo, la clave está en remar en la misma dirección: «los padres deberían fijarse en el menú de la comida de los pequeños para luego hacer una cena que compenetre bien con la comida. Es necesario crear una correcta unión alimenticia, por ello es importante también estar atentos al menú en restaurantes, centros de ocio, hoteles… donde la variedad y oferta alimentaria no suele ser muy saludable».

Para el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Madrid otra buena medida sería adoptar en España iniciativas como el programa Shokuiki de Japón, un proyecto en el que la nutrición y la alimentación son una asignatura más del colegio como las ciencias o las matemáticas, y en el que además profesores nutricionistas supervisan la comida que se da a los niños en los comedores. Por último, el CODINMA destaca la importancia de acudir a un profesional de la nutrición con el objetivo de subsanar ciertas conductas erróneas o carencias nutricionales, así como establecer un equilibrio energético entre lo que el niño gasta en el día a día y lo que uno ingiere: «nuestra profesión es actualmente una de las que más intrusismo presenta, pero no todo el mundo tiene la misma preparación. Al igual que cuando a uno se le rompe el coche va al mecánico sin dudarlo, el dietista-nutricionista es el experto que debe asesorar en materia y asuntos de nutrición».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia