Esta dieta tiene una fase de adelgazamiento rápido, otra de adelgazamiento lento y otra de mantenimiento
Esta dieta tiene una fase de adelgazamiento rápido, otra de adelgazamiento lento y otra de mantenimiento
Adelgazar

La dieta Flash, la fórmula que propone engañar al organismo, en tres claves

Este régimen, que se conoce desde hace más de 30 años, propone un aporte proteico normalizado, con reducción de carbohidratos y grasas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La clave para adelgazar no es seguir una dieta equilibrada, según sostiene el Dr. Manuel Jiménez Ucero, autor de «La nueva dieta Flash 2020» (Libros Cúpula). Su afirmación se basa en que, a su juicio, el sobrepeso es un «desequilibrio grave» que debe atajarse «creando temporalmente un desequilibrio compensador de ese desorden, debidamente controlado». Esto se consigue, según asegura, con la «Dieta Flash», una dieta de aporte proteico normalizado (lo que denomina dieta normoproteica), con reducción de carbohidratos y grasas y compensación de vitaminas, minerales y líquidos.

Clave 1: Las proteínas justas

En la dieta Flash (o dieta normoproteica) solamente se aportan, según aclara el Dr. Jiménez, las proteínas necesarias para conservar las estructuras del cuerpo humano. «El exceso de hidratos de carbono es el gran culpable de la obesidad, porque estos se convierten fácilmente en reservas de grasa. Las proteínas, sin embargo, son el elemento estructural del cuerpo. Conservar ese elemento durante una dieta se garantiza dando la cantidad de proteínas justas que un ser humano necesita. En este sentido, la OMS lo dice claro: un gramo por cada kilo de peso y día», afirma el doctor quien aclara, no obstante, que la «dieta Flash» no es una dieta hiperproteica como la Atkins o la Dukan, sino que se trata de una propuesta normoproteica.

Para consumir las proteínas justas el autor propone el consumo de productos nutricionales prefabricados que, según asegura, aportan «proteínas de calidad ya fraccionadas en aminoácidos de fácil absorción».

Clave 2: Busca quemar grasas

La dieta Flash tiene tres etapas. La primera es la etapa estricta de adelgazamiento, generadora de cetosis, en la que se mantiene una aportación prioritaria de productos proteinados. La segunda es la etapa de transición, de adelgazamiento lento, en la que desaparece la cetosis y se reintroducen de forma programada los nutrientes glúcidos y grasos. Y la última es la etapa de equilibrio alimentario o de mantenimiento, en la que se organizan los alimentos de todo tipo en rutinas relativas al horario, el ritmo, los tipos y la cantidades. También en esta última etapa se enseñan los procedimientos de corrección de desviaciones, se establecen los futuros controles y se fija el método de negociación y pacto entre el médico y el paciente.

Tal como revela el Dr. Jiménez lo que se hace realmente en la dieta Flash es engañar al organismo dándole solo las proteínas que necesita y reduciendo drásticamente durante un tiempo los glúcidos y las grasas. «Esto hace que el metabolismo queme los excedentes de grasas en lugar de quemar las proteínas», explica.

Clave 3: Siempre con consejo profesional

El experto aclara que, aunque su libro intenta aportar un instrumento útil para aprender a adelgazar, es imprescindible que el proceso esté supervisados por un profesional porque, según explica, eso es lo que garantizará que no se produzca el temido efecto rebote. «Durante y después del régimen se aprende y se inicia un plan de educación nutricional en torno al ritmo, los tiempos y los tipos de alimento, cuyo objetivo es el mantenimiento duradero», añade.

Durante ese proceso se aprenden a asimilar como hábitos algunas de las pautas que recoge la dieta que son: comer siempre cinco veces al día sin saltarse comidas; evitar bebidas azucaradas, zumos, bollería industrial y productos ultraprocesados; controlar la sal, planificar la lista de la compra y el menú semanal, beber 1,5 litros de agua al día; cocinar preferiblemente a la plancha, al horno o al vapor; servirse pequeñas raciones en el plato, hacer la compra sin hambre y no obsesionarse con la báscula.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia