Día Mundial de la Salud

Depresión en la mujer: Qué hacer cuando todo se ve en negro

Según la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), el 16% de las españolas consumen ansiolíticos habitualmente

MADRIDActualizado:

Más de 300 millones de personas en todo el mundo padecen depresión, un trastorno mental frecuente que se caracteriza por una tristeza persistente y que afecta, sobre todo a las mujeres. En nuestro país, de acuerdo con la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), el 16% de las mujeres españolas consumen ansiolíticos habitualmente. «Porque es cierto que hay mujeres felices, pero muchas más están tristes, deprimidas o desmotivadas. Algunas por la desconexión que sienten con sus parejas, otras atravesando amargos divorcios, secretos, infidelidades, soledades, operaciones de estética, ansiolíticos, antidepresivos, crisis a los 40, 50, 60 años… “¿Es que las mujeres estamos en crisis continua?”». Esta es la pregunta que plantea Roser de Tienda, doctora quiropráctica con especialidad en salud de la mujer y de la infancia, en su nueva publicación: Hazte la vida fácil, de la editorial Punto Rojo Libros. «La estigmatización de las enfermedades mentales, incluida la depresión, sigue siendo un obstáculo para que las personas de todo el mundo pidan ayuda. Hablar de la depresión contribuye a eliminar esta barrera, lo que en definitiva conllevará un aumento de las personas que solicitan auxilio», sostiene la autora.

Por ese motivo, en su deseo de contribuir a un mundo más consciente, preocupada por lo que escuchaba en su consulta y tras observar durante años la presión a la que viven sometidas las mujeres del siglo XXI, decidió compartir, a través de la escritura, consejos para reconectar, pautas para vivir de una manera consciente y feliz, y reflexiones e historias conmovedoras de mujeres reales. En su obra, la autora reflexiona con valentía sobre temas de actualidad a los que normalmente no se les da demasiada importancia: el reto de la conciliación, la presión social de ser una mujer «perfecta», el agobio del reloj biológico, los príncipes azules que destiñen, los cambios físicos y hormonales de la vida de una mujer… y como todo ello está mermando la salud de las mujeres. Mujeres sobrecargadas y deprimidas por tener dobles o triples jornadas, que reclaman vitaminas o ansiolíticos para poder seguir como sea con sus vidas.

Síntomas de la depresión

«El trastorno depresivo es un cuadro clínico en el que la tristeza es demasiado intensa, demasiado frecuente y demasiado duradera», explica el psicólogo Jesús Matos, quien entre sus principales síntomas enumera el bajo estado de ánimo, la inactividad o la alteración del sueño y el apetito como los más frecuentes. «La disminución del interés o la incapacidad para disfrutar de las cosas buenas de la vida son otros efectos habituales entre las personas que sufren depresión que, por lo general sienten un enlentecimiento psicomotor que se traduce en pérdida de energía, sentimientos de inutilidad, culpa excesiva e, incluso, pensamientos recurrentes de muerte», manifiesta el fundador de En Equilibrio Mental, una plataforma online dedicada a la promoción del bienestar y la búsqueda de la felicidad.

Causas de la depresión

Aunque son muchos los factores que suelen desencadenar esta enfermedad, desde variables genéticas hasta ambientales, el psicólogo afirma que la ecuación es una: «a menor cantidad de actividades reforzantes o estimulantes, mayor disminución del estado de ánimo, y viceversa». «Los pensamientos automáticos negativos, que aparecen cuando el estado de ánimo es bajo distorsionando la realidad, es otra de las causas principales de la depresión, ya que nos hacen percibir un futuro sin esperanza, mostrándonos únicamente los estímulos negativos de nuestro alrededor y de nosotros mismos», asegura.

Para Roser de Tienda, en la salud intervienen muchos factores, sobre todo emocionales. «A lo largo de los años como quiropráctica me he dado cuenta de que hay muchos síntomas de enfermedades, como la depresión, que se somatizan y que son una carga emocional que repercuten en la salud física. Pero hasta ahora sólo se abordaba o bien con medicamentos o con psicoterapia», afirma.

Intervención para el trastorno depresivo

Estas son las recomendaciones del psicólogo Jesús Matos:

1. Activación conductual. Hay una relación casi directa entre el número de actividades agradables y el estado de ánimo. Es decir, cuando nos sentimos depresivos, nuestro nivel de actividad es mucho menor que cuando nos encontramos bien psicológicamente. Este experto recomienda comenzar, muy poco a poco, a incrementar el número de planes agradables, dedicar tiempo, de menos a más, a aquellas cosas que nos hacen felices, como ir al cine o escuchar una canción.

2. Reestructuración cognitiva. Tras esta primera fase de activación, la frecuencia y la duración de los pensamientos negativos y las emociones desagradables disminuye. Es el momento, según el experto, de intervenir directamente sobre estas variables. Se trata de convertir los pensamientos negativos en adaptativos a través de la gestión de las emociones. «Tenemos que aprender a abrirnos a las emociones, a aceptarlas y a comprender lo que nos quieren decir para, al final, regularlas», apunta.

3. Entrenamiento de las habilidades sociales y solución de problemas. Se busca dotar de herramientas al paciente para que afronte los desafíos del día a día. «Por un lado se trabaja la emisión de conductos asertivas, cuestiones como aprender a decir que no, a recibir críticas o a establecer límites; y por otro, se enseña a generar alternativas de solución, a tomar decisiones y ponerlas en marcha», aclara Matos.

4. Prevención de recaídas. Se identifican y analizan posibles situaciones de riesgo para no volver a caer en ellas. Se repasan los recursos aprendidos y cómo ponerlos en marcha si fuera necesario. Se hace hincapié también en las señales que manda el cuerpo cuando empieza a aparecer la tristeza que, en esta última etapa, es casi inexistente.

Pero sobre todo, concluye este especialista, «paciencia, esperanza y constancia. La depresión es una ardua batalla, que se puede ganar».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia