Cómo hacer ejercicio en la playa sin apenas darte cuenta

Caminar y jugar a las palas son algunas actividades que puedes hacer estas vacaciones para mantenerte en forma

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sol, playa, calor, el sonido de las olas de fondo, alguna ración del chiringuito y una bebida «fresquita» en la mano. Cuando nos ponemos a pensar en deporte no solemos asociarlo a las vacaciones de verano. Sin embargo, la realidad es que es posible practicarlo sin ser conscientes de que lo estamos haciendo y logrando pasar un rato muy agradable.

Sprinter, distribuidor de moda y material deportivo, ha seleccionado varias actividades sencillas para practicar en la playa con las que conseguirás ponerte en forma sin apenas darte cuenta. Son tan amenas que no te supondrán prácticamente ningún esfuerzo, ya que disfrutarás con ellas en la compañía que elijas y te mantendrás en línea para la vuelta al gimnasio.

Saltar las olas

Si hay una actividad que practican los más pequeños sin parar en la playa es la de estar dentro del mar jugando con las olas. Y es que practicar deporte en el agua duplica el gasto calórico y mejora la eficacia de los ejercicios. Por lo que si te atreves a unirte a los niños mejorarás tu rendimiento.

Caminar por la arena

Caminar es una de las rutinas que más practicamos en la playa y es un ejercicio perfecto para calentar el cuerpo. Es importante tener en cuenta el tiempo y la intensidad, es decir, hay que andar a buen ritmo y de forma continua durante al menos diez minutos si lo que buscamos es un precalentamiento.

Si lo que quieres es mantenerte en forma y controlar el peso debes andar todos los días, al menos una hora diaria.

Búscate un buen acompañante con el que ponerte al día, y la hora se te pasará volando. Según afirman los expertos de la cadena de tiendas: « Caminar durante una hora activará la circulación de la sangre, lo que hará que combatas la piel de naranja y mantengas tu peso controlado».

Jugar a las palas

Si bien es cierto que es una actividad que no requiere de ninguna habilidad deportiva, el simple hecho de practicarla en la arena de la playa hace que te tengas que mover haciendo mucho más esfuerzo.

Hay que dejar una distancia de al menos cinco metros entre un jugador y el otro. En cuanto te agaches y recojas más de diez veces la pelota, ya habremos hecho una tanda de sentadillas sin apenas darte cuenta.

Nadar

Nadar es uno de los deportes más completos tanto para los mayores como para los más pequeños. Es una de las actividades que más beneficios tienen para el ser humano, puesto que ayuda a fortalecer la musculatura y las articulaciones, y también ayuda a ganar flexibilidad y mejorar la memoria, entre otras tantas ventajas.

Dedicar unos minutos a recorrer a nado la playa en la que te encuentres te ayudará a estilizar la figura, esculpir las piernas y endurecer los glúteos. El ritmo, el estilo y la duración dependen de cada uno.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia