La práctica del fitboxing mejora la tonificación muscular y la resistencia - Brooklyn Fitboxing

AdelgazarEsto es lo que el fitboxing hace con tu cuerpo y con tu mente

La combinación del boxeo, el fitness y el gaming permite mejorar la tonificación muscular y la salud cardiovascular, al tiempo que libera del estrés

Actualizado:

Puede parecer que es una actividad dura, agresiva o solo apta para los que tengan una buena preparación física, pero lo cierto es que el fitboxing está pensado para que lo pueda practicar cualquier persona, ya sea joven, mayor, hombre o mujer, incluso también puede resultar una opción para las personas con alguna patología o lesión. «La idea es que el entrenamiento se adapte a la persona y no al revés, pues el entrenador puede ajustar los ejercicios a esa particularidad. Además, cada uno puede marcar su propia intensidad en los movimientos, por lo que es una disciplina deportiva bastante flexible», explica Jesús Blanco, master trainer de Brooklyn Fitboxing España.

A pesar de que para practicarlo no sea imprescindible contar con una condición física «de base» ni tampoco con experiencia previa es cierto que, tal como aclara Jesús Blanco, el fitboxing requiere un proceso inicial de aprendizaje y de adaptación pues existen técnicas específicas de movimientos y combinaciones de golpeos que se enseñan durante las primeras sesiones y que cada uno aprende a su ritmo, hasta lograr perfeccionar la técnica. «Quizá el primer día puedan sentirte perdidos porque en una sola clase se recibe mucha información y se descubren cosas que tal vez le resulten desconocidas, pero en apenas tres días es posible aprender la estructura de la sesión y las combinaciones de golpeos. Además, estas combinaciones se repiten durante dos semanas, un periodo más que suficiente para asimilarlas y perfeccionarlas», explica el experto, que asegura que la progresión es más rápida de lo que se cree.

Los beneficios del fitboxing

Las sesiones, a las que el equipo de Brooklyn Fitboxing denomina «challenge» (retos), tienen una duración de 47 minutos. Tras una fase de calentamiento, los participantes, guiados por el entrenador, han de seguir al ritmo de la música (compuesta específicamente para esta disciplina) las combinaciones de golpeos de boxeo y kick boxing que forman parte del reto y además han de estar pendientes de la interacción con los sensores instalados en los sacos. La clase concluye con unos minutos de estiramientos.

A nivel físico, uno de los beneficios de este entrenamiento a intervalos de alta intensidad es, según revela Jesús Blanco, una mejora cardiovascular y de condición física, así como una mayor resistencia. Además, el hecho de realizar diferentes trabajos combinados durante la sesión permite mejorar la tonificación muscular, que es el principal objetivo del entrenamiento. «No se trabaja con grandes pesos, sino con tu propio cuerpo, lo que ayuda a tonificarlo completamente», explica.

Aunque los beneficios físicos sean los más evidentes, lo que más suele sorprender a los que lo practican es el beneficio para la mente que aporta el fitboxing. Seguir las combinaciones de golpeos al saco, cuidar los movimientos y trabajar la coordinación con la música exige una concentración máxima. «Durante el tiempo que dura la clase estás concentrado en esa actividad y eso te permite desconectar de lo que te preocupa tanto en el trabajo como en casa. Además, el hecho de poner toda tu atención en lo que estás haciendo te ayuda a librarte del estrés», afirma.

Un extra para la motivación

Una de las tareas del entrenador es motivar a los participantes en la sesión de fitboxing para que mejoren día a día. Sin embargo, tal como revela Jesús Blanco, lo que de verdad resulta efectivo es que sea el propio deportista el que valore su evolución. A través de la app de Brooklyn Fitboxing es posible seguir de forma individual los avances y progresos que se logran durante las sesiones y también es posible comparar (e incluso competir con ellos) tus resultados con los de otros participantes, tanto del centro en el que practicas como en otros centros. «Participar en el juego que proponemos contribuye a motivarles personalmente para que intenten superarse a si mismos, pero también, por qué no, a que se animen a superar a otros participantes, pues somos competitivos por naturaleza. La experiencia deportiva ligada al gaming está suponiendo una revolución en el mundo del fitness», asegura.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia