Puedes comer de forma saludable en un restaurante.
Puedes comer de forma saludable en un restaurante.

Trucos para comer fuera de casa en Navidad y no saltarte la dieta

Es época de comidas y cenas varias. De eventos fuera de casa y atracones navideños. Te contamos cómo conseguir no saltarte la dieta cuando vayas de bares y restaurantes estas fiestas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si estás leyendo la sección Reto Gympass, no tenemos duda de que te cuidas y te preocupas, en la medida de lo posible, por llevar una alimentación saludable. Es por ello que, cuando llega la época navideña, muchos de nosotros nos echamos a temblar pensando en la báscula y en los atracones que están por venir.

Y es que cuando salimos a comer fuera de casa, y más cuando se pide para compartir, es habitual que nos decantemos por platos con muchas salsas, patatas y, para rematar, por un delicioso postre. ¡Por no hablar de las cenas de empresa… ¡un verdadero desmadre! Y claro, si a esto le las fechas más señaladas (Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes…) apaga y vámonos. La ‘operación otoño’ que comenzamos después del verano se va al garete demasiadas veces *

Por eso, y para ti, que llevas unos meses luchando a todo correr por alcanzar tu peso ideal para lucir tipazo la próxima primavera, es este post. Hoy queremos contarte unos trucos para que salir a comer fuera de casa no sea un suplicio calórico y un desbarajuste para tu metabolismo.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las calorías de los alimentos varían considerablemente de unos a otros, por lo que no será lo mismo pedir un plato en el que predomine la verdura, que la pasta o el dulce. Las bebidas tampoco ayudan, ya que a excepción del agua también suelen esconder muchas calorías, especialmente las alcohólicas.

Toma nota de estos trucos para seguir la dieta cuando comas en un restaurante. ¡Verás cómo al salir de él te sientes mucho mejor!

Pan: no, gracias

Es típico que, mientras esperas a que nos traigan el plato que hemos elegido, nos entren ganas de picotear pan, ya que suele ser lo primero que ponen en la mesa y además, su aspecto fresco y crujiente es una tentación total. Y, por si esto fuera poco, en muchos restaurantes ofrecen mantequilla o aceite de oliva para combinar… ¡Cómo resistirnos! Pues tienes que conseguirlo ya que ingiriéndolo estarás metiendo a tu cuerpo un elevado número de calorías que realmente no necesitas y que lo único que van a hacer es evitar que pierdas peso.

No caigas en la tentación del pan
No caigas en la tentación del pan

El truco Reto Gympass: Piensa que no te estamos diciendo que no puedas comer nada de pan; en casi todas las dietas permiten su consumo de forma moderada. Si sales a cenar fuera puedes comerte una rebanada pequeña sin problemas, ¡pero no abuses! Tu fuerza de voluntad está en juego.

El plato principal, lo más importante

Aunque te entren ganas de pedirte más de un plato, lo ideal es que elijas sólo un plato principal y te olvides del postre y del ‘para compartir’ porque, aunque sea una ensalada o una sopa, sumarías calorías sin necesidad. Elige algo que te sacie y te apetezca pero controlando que no sea demasiado calórico.

La guarnición, siempre de verdura o ensalada
La guarnición, siempre de verdura o ensalada

El truco Reto Gympass: Una buena opción son las guarniciones saludables. Mejor que añadirle patatas fritas a tu plato principal, opta por ensaladas o verduras a la plancha. Si tampoco te puedes resistir al postre, la solución es un sorbete o una macedonia.

Empanados y salsas, prohibidos

¿A quién no le gusta o no le apetece un filete empanados, unos nuggets o unas croquetas? ¿Y una carne con su buena salsa? No hay mayor placer que mojar un trozo de pan en ella. Y en las cartas de los restaurantes, se incluyen en alguna de sus variantes como la salsa de pimienta, la de mostaza, el pesto… Evítalas, al igual que los empanados, porque tienen un alto contenido de grasa y un gran contenido calórico.

Evita las salsas
Evita las salsas

El truco Reto Gympass: aunque no esté tan bueno pide platos cocinados al vapor, a la plancha o al horno. El aporte calórico será mucho menor.

Respecto a las salsas, decántate por las salsas de tomate natural cuando vayas a un restaurante. Éstas no tienen tantas calorías como una salsa con nata y no dejan de estar muy ricas.

Si sobra, no pasa nada

Estamos muy acostumbrados a no dejar comida en el plato. ¡Y qué buena costumbre! Sin embargo, cuando se trata de una dieta y de salir a comer a un restaurante, la cosa cambia. Si te dejas las patatas fritas, el maíz asado o la ensalada de col en el plato no pasa nada. Se trata de restar calorías.

El truco Reto Gympass: si puedes pedir una ración más pequeña, no lo dudes. No pasa nada si te saltas la dieta un poco, ¡pero en pequeñas cantidades!Cuidado con el gratén.

Cuidado con el gratén

Un plato de lasaña o unos canelones gratinados son un capricho… y también una auténtica bomba calóricas ya que llevan bechamel y además se espolvorean con mucho queso rallado aumentando aún más el aporte de kilocalorías.

Evita los platos gratinados.
Evita los platos gratinados.

El truco Reto Gympass: Si no te puedes resistir por lo menos pide una lasaña vegetariana o verduras gratinadas.

El alcohol… ¡peligro!

Una copa de vino al día es saludable. Por eso, aunque estés a dieta no tienes por qué rechazar una copita en la cena. Lo malo es que el alcohol, sobre todo las cañas, viene acompañado de aperitivos poco healthy que aportan muchas calorías e impiden la quema de grasas.

El truco Reto Gympass: tómate sólo una copa de vino y a poder ser que sea un vino seco porque contiene menos azúcar y, por lo tanto, menos calorías.

La elección del restaurante

No es lo mismo salir a cenar a una hamburguesería, pizzería o kebab que elegir restaurantes con opciones saludables y aptas para cuidar la línea. La cocina japonesa, vegetariana, peruana o tailandesa tiene opciones muy ligeras, bajas en calorías y saludables.

Elige restaurantes con platos saludables.
Elige restaurantes con platos saludables.

El truco Reto Gympass: Prueba con restaurantes que incluyan tartar o carpaccio en su carta, dos tipos de recetas que normalmente son muy bajas en calorías y están riquísimas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia