Parejas

Los motivos por los que aumenta el deseo sexual en Navidad

No es casual que septiembre sea el mes que más nacimientos registra

Actualizado:

Polvores, champagne, turrones, regalos… y sexo. La última y la primera semana del año suelen romper con la rutina del día a día, del estrés y las preocupaciones. Si uno sabe coordinarse con las obligaciones familiares, como la organización de las cenas, Papa Noel o los Reyes, se puede disfrutar de las relaciones más que nunca.

No es casual que septiembre sea el mes que más nacimientos registra. Boston Medical Group da las claves de por qué aumenta la actividad sexual durante estos días:

Más tiempo libre. Las vacaciones tiene mucho que ver con el estado sexual. Las navidades son los días perfectos para desconectar del trabajo y, por tanto, estar ajenos a la ansiedad o el agobio. Así, el cuerpo y la mente entran en un estado de relajación que desemboca en más deseo y excitación.

Alimentos afrodisíacos. Nochebuena, Navidad, Fin de Año, Reyes…, las celebraciones se acumulan en estas dos semanas, con «comilonas» especiales. En ellas se consumen productos con componentes afrodisíacos, como por ejemplo las ostras, que contienen elevados índices de zinc, un mineral que ayuda a producir esperma y aumenta la líbido, o el chocolate, con altas concentraciones de feniletilamina (FEA), lo que provoca que se eleven los niveles de las tres sustancias más importantes dentro de la excitación sexual.

Alcohol. Las fiestas también se suele acompañar con alcohol. Pero hay que tener cuidado con su ingesta. Un consumo moderado, lo que equivaldría a menos de dos copas, produce sensaciones positivas como la desinhibición, creciendo la líbido de los hombres y fomentando la excitación. Sin embargo, en cuanto se sobrepasa este límite, se interrumpe la erección al inhibir el buen funcionamiento del sistema nervioso central, por lo que directamente se disminuye la excitación y la respuesta sexual a la estimulación.

Mayor afecto. Al ser una época en la que se fomentan los encuentros familiares y amistoso, las navidades afloran los sentimientos de afecto. Las parejas comparten el tiempo en otro ambiente, lo que puede ayudar a regenerar la pasión. Además, para los solteros estas fechas son propicias para la creación de vínculos afectivos y de deseo de liberación, desembocando en un pasión que merece ser celebrada en la cama.

Estado de ánimo. El sexo depende del estado de ánimo colectivo de las sociedades humanas. Sentirse feliz favorece las relaciones íntimas porque los hombres se sienten más seguros.

Regalos sexuales. Desde hace unos años los juegos eróticos han experimentado un notable protagonismo en la vida de los españoles, no solo entre los jóvenes, también entre los adultos. Por eso, es cada vez más habitual que las parejas se hagan este tipo de regalos en navidades.

Imagen personal. En las fechas navideñas las personas dedican más tiempo a cuidar su imagen para asistir a los eventos familiares o de amistad. Los hombres, al verse más atractivos, se sienten más seguros de sí mismos y, por tanto, están más abiertos a tener encuentros sexuales.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia