El tema del sexo es aún un tabú en muchas familias
El tema del sexo es aún un tabú en muchas familias

Sexo¿Qué le dirías a tu hijo si os pilla teniendo relaciones?

Nueve de cada 10 padres pillados por sus hijos manteniendo relaciones opta por «hacer como si nada», según una encuesta

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El sexo sigue siendo algo que se habla con poca naturalidad en las familias españolas. Así lo demuestra el último estudio de la marca de juguetes eróticos Platanomelón.com, en la que el 60% de los participantes han confesado que ni hablan, ni, de hecho, les gustaría hablar de sexo con sus padres.

Una encuesta realizada por esta firma aborda un tema que en muchas familias se trata de un tabú: la sexualidad parental. De hecho, el estudio ha profundizado en la materia para comprobar el grado de avance en educación sexual y que contempla cuestiones que generalmente se obvian.

Una de las preguntas de la encuesta revela que 9 de cada 10 padres pillados infraganti manteniendo relaciones han optado en «hacer como si nada» a la hora de afrontarlo con sus hijos. Según explica María Hernando, del equipo de sexólogas de la firma, «esto entra dentro de la normalidad».

Muchas familias no están acostumbradas a hablar de sexo y cuesta que los padres eduquen sexualmente a los hijos. «Simplemente los padres intentan separar su pareja de la parentalidad, de tal manera que actúan como padres y no como pareja ante los hijos», comenta.

No ven a sus padres activos sexualmente

Por otro lado, tenemos el papel de los hijos. «A muchos solo pensar que los padres practican sexo les incomoda», aclara Hernando. «La mayoría de los hijos no ven a los padres como personas activas a nivel sexual, aunque lo sean. Lo normal es que sean sus referentes en cuestiones como la cultura, la educación, la política o creencias... Pero en nuestra sociedad, no estamos acostumbrados a que lo sean en materia sexual», comenta.

En este sentido, el estudio indaga en la masturbación, como tema tabú y pregunta cómo se gestiona a nivel familiar.

Una conclusión: si a los hijos les cuesta pensar que sus padres son activos sexualmente, más les cuesta asumir que sus progenitores pueden disfrutar del sexo en solitario (y más aún pensar en que lo pueden hacer de manera habitual).

En este sentido, más de la mitad de los participantes (57%) considera peor «descubrir que alguno de sus progenitores se masturba» que el hecho de tener que «hablar de sexo con sus padres».

En cualquier caso, en general, el estudio desvela que hay un largo camino que recorrer en materia de educación sexual y naturalización del sexo y la sexualidad en las familias.

Un recorrido que será más o menos intenso en según qué casos: «Cada familia es un mundo. Hoy día encuentras jóvenes que asesoran a sus padres para encontrar una pareja nueva y no tienen problemas para compartir anécdotas sobre sexualidad con la familia», comenta la sexóloga.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia