Cuatro posturas sexuales para que la vuelta a la rutina sea más placentera

Las prácticas monótonas en el sexo suelen ser síntomas de que algo no va bien en la pareja

Actualizado:

El mes de septiembre se caracteriza por la vuelta a la rutina, los horarios fijos y las responsabilidades laborales y domésticas. Sin embargo, la rutina no sólo se instala en los quehaceres diarios, sino que las parejas también ven como su vida sexual se llena de hábitos aburridos. Las prácticas monótonas en el sexo suelen ser síntomas de que algo no va bien en la pareja.

Según el Instituto de Estudios Sociales Avanzados, el 34% de las rupturas entre parejas españolas son debidas a la monotonía a la que se llega en el ámbito sexual.

«Las obligaciones diarias relegan al sexo a los últimos puestos en la lista de prioridades. Por tanto, el primer paso es devolverlo al lugar que se merece y darle la importancia que tiene en la relación de pareja», indica Alberto Gooding, de LELO.

Las posturas sexuales que darán un vuelco a tu vida sexual

En muchas ocasiones, la monotonía en la vida sexual de las parejas llega como consecuencia de la repetitividad, que está estrechamente ligado a la falta de imaginación e introducción de nuevos elementos que rompan con las costumbres aburridas.

1. El avión. Viajar es sin duda uno de los grandes placeres, y mucho más si el destino es alcanzar un orgasmo. Para realizar esta postura es necesario que el hombre se siente sobre una superficie plana con las piernas algo entreabiertas y completamente rectas, mientas que la mujer se sienta sobre el hombre (de espaldas a él) con una mayor amplitud de piernas que el hombre. Esta postura, además de ofrecer una penetración profunda, es perfecta para estimular otras partes del cuerpo como los senos o el clítoris, ya sea de forma manual o utilizando juguetes eróticos.

2. Virgo y Zeus. Estos dos nombres griegos se refieren a dos posturas para realizar sexo oral de la forma más placentera. La primera, Virgo, es una postura perfecta para practicar un cunnilingus de lo más placentero. La mujer se coloca de pie, con los brazos elevados por encima de la cabeza y las piernas abiertas a la altura de los hombros, mientras que el hombre se sienta entre sus extremidades inferiores. Zeus es la contrapartida para el género masculino, ya que tanto hombre como mujer se colocan en la misma posición que en la postura anterior. Estas dos posturas harán las delicias y será el comienzo perfecto a una sesión de sexo fuera de lo común y lleno de placer.

3. El puente. Esta es una postura en la que el hombre se sienta boca arriba, los brazos hacia atrás y las rodillas dobladas para poder elevar su cuerpo haciendo el puente. Por otra parte, la mujer se sienta sobre el hombre boca arriba con las piernas por encima de los hombros y agarrada al cuello del hombre. Mientras el hombre sube y baja su cadera, la mujer puede realizar distintos movimientos.

4. El arcoíris. Nada mejor que un arcoíris de placer para alcanzar el orgasmo. Se trata de una postura que requiere de elasticidad y resistencia. La mujer se tumba boca arriba, con las piernas dobladas sobre su pecho, mientras que el hombre se tumba boca abajo sobre las caderas de la mujer formando un ángulo de más de 45º. Al igual que en el caso anterior, se produce una penetración profunda que puede venir acompañada del uso de masajeadores para parejas.