Las vacaciones escolares, un motivo de estrés para los padres que trabajan desde casa

El 62% de los encuestados coincide en que la demanda de atención familiar es el principal obstáculo a la hora de ser productivos

Actualizado:

Para la mayoría de padres que trabajan, las vacaciones escolares de verano pueden ser una causa de estrés en lugar de un tiempo de descanso y relajación.

Dado que los niños ya no deben acudir al colegio, muchos de ellos optan por trabajar desde casa para conciliar la jornada laboral y el cuidado de los niños. Sin embargo, puede suceder que la productividad se vea afectada por la familia, las mascotas o el ruido de los electrodomésticos. De hecho, estas son las principales distracciones que tienen los empleados en su domicilio.

Según la Global Workspace Survey 2019, realizada por el proveedor de espacios de trabajo flexible, IWG, las interrupciones por parte de niños u otros miembros de la familia son el principal obstáculo al que se enfrentan quienes trabajan desde casa.

El sondeo, realizado entre 15.000 personas de 80 países, revela que el 62 % de los encuestados afirma que la demanda de atención por parte de un familiar es el principal obstáculo a la hora de ser productivos. La segunda queja más común, con el respaldo de un 45% de todos estos empleados, es que sus diferentes llamadas profesionales se vean interrumpidas por niños, familiares y mascotas.

Dificultades de los padres que trabajan desde casa

1. Niños u otros familiares que demandan tu atención (62%).

2. Niños, familiares o mascotas que interrumpen llamadas telefónicas del trabajo (45%).

3. Dificultades para acceder a los equipos de oficina como la impresora, el fax o la fotocopiadora (43%).

4. Ruidos en el hogar como el sonido de la lavadora o el lavavajillas (32%).

5. Mascotas que requieren atención (25%).

Cada día más empresas ofrecen a sus empleados la opción de decidir dónde, cuándo y cómo les gustaría trabajar, lo que supone un beneficio para ambas partes.

La flexibilidad no sólo hace que los trabajadores sean más felices y saludables, sino que también puede tener un impacto directo en la salud de una empresa. De hecho y según datos de este mismo estudio, el 85% de las organizaciones han observado un aumento significativo de la productividad gracias a la flexibilidad.

La ubicación de la oficina es un factor clave que facilita que los trabajadores concilien su empleo con su vida familiar, una circunstancia especialmente importante para los padres durante las vacaciones escolares de sus hijos. La encuesta señala que el 40% de los participantes consideran que el desplazamiento diario al trabajo es su peor parte del día y por ello anhelan trabajar cerca de casa. Los padres ahorrarían tiempo en viajes gracias a las oficinas de trabajo flexible, que pueden encontrarse en el centro de grandes ciudades y en capitales de provincia más pequeñas.

Los conocidos como espacios de trabajo flexible pueden ser una alternativa frente al empleo en casa, para conjugar trabajo y compromisos personales. Esta opción permite que los empleados disfruten de las instalaciones de un entorno profesional, más cerca de sus casas, lo que les ayuda a desempeñar sus funciones de forma productiva y a equilibrar sus necesidades respecto a los niños durante el verano.

Philippe Jiménez, country manager del grupo británico en España, asegura que «los profesionales con hijos o familiares a su cargo son uno de los colectivos más beneficiados por el modelo de trabajo flexible, ya que les permite alcanzar un equilibrio entre sus obligaciones profesionales y personales».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia