«Los superhéroes permiten a los niños pensar en objetivos inalcanzables fuera de su mente»

El neuropediatra Manuel Antonio Fernández explica los aspectos positivos de querer imitar a un personaje de ficción

Ejemplos prácticos para inculcar valores a tus hijos

Actualizado:

Es muy habitual que en la infancia los niños se queden asombrados por la fuerza, los poderes o las actitudes de un personaje de ficción. Tanto que muchos intentan imitar sus gestos, palabras, vestimenta... ¿Por qué lo hacen? ¿Es positivo que quieran convertirse en ese admirado personaje o puede resultar contraproducente? Manuel Antonio Fernández, neuropediatra, explica a ABC todo lo que supone para los más pequeños querer convertirse en un superhéroe.

¿Qué aportan los superhéroes a los niños?

La verdad es que lo que aportan los superhéroes a los niños es la posibilidad de soñar y de ver cumplidos sus sueños. Los niños son conscientes de que no son capaces de hacer todo lo que quieren. Son bajitos, no son fuertes, no tienen libertad de decisión... y todos de pequeños nos planteamos lo que queremos hacer, lo que queremos ser de mayores... Conforme crecemos vamos aprendiendo y la mejor manera que tienen los niños de hacerlo es imitar, emular. Si el ejemplo a seguir es alguien fuerte, listo, que ayuda a los demás, es buena gente y está bien valorado por parte de todo el mundo por hacerlo, no creo que haya mejor manera de enseñar a los niños a ser buenas personas.

¿Fomentan la imaginación?

Claro que sí. Los superhéroes siempre han favorecido que tanto niños como mayores dejen volar la imaginación y piensen en objetivos inalcanzables fuera de su mente, al menos inicialmente. Muchas veces la realidad supera a la ficción y, a largo plazo, se consiguen alcanzar. Los niños aprenden así que los límites no están donde uno piensa, que se pueden superar y esto les permite no cerrar las puertas de su mente a las cosas que puedan aparecer en algún momento de su vida como una gran idea. La creatividad es propia de los niños y esta es una buena forma de desarrollarla.

¿Qué implica que los imiten?

De entrada, nada malo. Es posible que hayamos escuchado alguna vez esa historia de que un niño saltó por una ventana diciendo que iba a imitar a Superman. Algún caso hay, pero claro está que ni mucho menos eso es habitual ni tampoco es algo que haga cualquier niño que no tenga algún tipo de problema.

Todos hemos jugado en nuestra infancia a imitar a nuestro superhéroe favorito y creo que teníamos claro que, cuando imitamos a Spiderman, no tenemos telas de araña que lo aguantan todo. Hay muchos más aspectos a imitar que los actos, también el comportamiento, los valores... Es algo clave a la hora de desarrollar correctamente un superhéroe.

Bien llevados, estos juegos de imitación sirven para mejorar la socialización de los niños entre ellos y por qué no, a mejorar la relación con los padres cuando somos los que jugamos con nuestros hijos y compartimos tiempo aprovechando sus aficiones. Debemos aprender a aprovechar estas oportunidades.

¿Existe riesgo de que se obsesionen con un personaje?

Todos los niños tienen comportamientos un poco obsesivos en algún periodo de su vida. Te diría casi que es una fase del desarrollo. Fijarse en algo que te gusta, que te encanta, y hablar de ello constantemente es algo muy habitual, y no solo en niños. ¿Qué me dices de la obsesión de muchos por el fútbol o de otros por correr maratones? Hay quien podría decir que llega a ser enfermizo. La realidad es que en su justa medida, casi todo es positivo. Los padres no deben preocuparse por esta cuestión.

¿Les influye de alguna manera en su comportamiento cuando son más mayores?

Por mi experiencia, la verdad es que la inmensa mayoría de los niños apenas recuerda a sus superhéroes favoritos cuando son mayores. A veces les resulta curioso cuando los padres les cuentan historias sobre ellos de pequeños. Con esto quiero decir que lo normal es que esa influencia no sea consciente, sino que tenga que ver con los valores, hábitos y comportamientos que un niño va aprendiendo y necesita desarrollar conforme va creciendo. Esa influencia es la que debemos cuidar y la que será clave en su vida como persona.

¿Interesan igual a niños que a niñas? ¿Por qué?

Aquí hay que tener mucho cuidado con el tema del lenguaje porque parece que está mal visto últimamente que los niños jueguen a la pelota y las niñas al elástico. Pero sí, la verdad es que hay diferencias en esto entre niños y niñas. No está relacionado directamente con el hecho de que haya más o menos mujeres superhéroes, sino con el tipo de actividad que realizan estos. La mayoría de los superhéroes hacen cosas alucinantes relacionadas con cuestiones físicas como Superman, Batman, Spiderman... siendo hombres, pero son muy parecidas las actividades de las superhéroes como la mujer Maravilla, Cat woman y demás. Por mucho que estemos empeñados en decir que somos iguales, lo que deberían ser iguales son nuestros derechos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia