Pixabay

Razones para no aumentar familia e, incluso, no tener hijos

MADRIDActualizado:

La demografía es, una vez más, el centro del estudio del VIII Barómetro Familiar realizado por GAD3 para The Family Watch, y que explicaría en parte las razones que están llevando a nuestro país a unas preocupantes cifras de natalidad. «Seguro que influyen muchas variables a la hora de ser padres, pero entre unos motivos y otros, el dato que nos debería llevar a todos a la reflexión es que cada vez se retrasa más el momento del embarazo, siendo la edad media de la primera gestación los 32 años, y dando lugar al problema de natalidad de primer nivel que tiene nuestro país», determina María José Olesti, directora de The Family Watch. «El envejecimiento de la población es uno de los principales problemas de la sociedad española», corrobora Sara Morais, responsable del área de investigación de GAD3.

Así, al 83 por ciento de españoles menores de 45 años que creen que es más difícil formar una familia hoy que en generaciones anteriores, y que señala que solo un 26 por ciento tiene como prioridad tener hijos en el horizonte de los próximos cinco años, se añade el grupo de los que no quieren tener niños o no desean más de los que tienen, por distintas causas. Un 69,3 por ciento explica que el motivo es que es «demasiado mayor», un 58,2 por ciento asegura que ya tiene todos los que quiere, un 12 por ciento lo achaca a la falta de ingresos, un 8,1 por ciento argumenta que es por falta de tiempo, y un 3 por ciento dice ser demasiado joven.

Posible solución

A la vista de todos estos datos, concluye la directora de The Family Watch, «pensamos que se necesita un mayor reconocimiento social, laboral y político del valor de la maternidad, y poner en marcha políticas para su fomento». Para Luis Ayuso, profesor de Sociología de la Universidad de Málaga y exdirector del Departamento de Investigación del Centro de Investigaciones Solciológicas (CIS), la solución radicaría en apostar por «un gran pacto por las familias», y que el Estado empiece a considerar el hecho de tener hijos como un problema social, y no como algo privado», ha indicado a Efe. «Estamos hablando de cultura de país, por eso hay que trabajar a nivel económico y demográfico para el desarrollo de políticas familiares», aunque lo más importante es, a su juicio, entender «el papel de la familia en nuestro país, sus demandas y la fórmula para mejorar su situación».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia