Los errores más frecuentes cuando se usan las sillitas infantiles en el coche
La sillita se debe corresponder con el peso y la talla del niño y no tanto con su edad

Los errores más frecuentes cuando se usan las sillitas infantiles en el coche

Arneses holgados y cinturones mal guiados pueden provocar serias lesiones en los niños

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si bien la mayoría de los padres usa correctamente las sillitas infantiles en los vehículos y están concienciados de que son imprescindibles cuando se viaja con menores, todavía existe un 10% de conductores que no siempre lleva al niño sentado y abrochado a estos dispositivos, bien porque el pequeño esté enfermo, molesto o llore. Además, otro 36% de padres utiliza de forma inadecuada las sillitas, lo que puede provocar también serias lesiones en los pequeños. Arneses holgados y cinturones mal guiados son los errores más frecuentes cuando colocamos a nuestros hijos en su sillita para hacer algún trayecto en el coche. Malas prácticas que además se suelen producir cuando los niños son más pequeños.

Todavía un 10% de conductores no lleva sentado y abrochado al niño en su silla

Estas son las principales conclusiones que revela un estudio realizado por el RACC (el mayor club de automóvil de España) y la firma Jané. Pero la investigación revela que también existen otras asignaturas pendientes en las que los padres suspenden a la hora de garantizar una mayor seguridad a sus hijos en los viajes por carretera. La mayoría no cambia la sillita de asiento, lo que puede generar con el tiempo una mala instalación o una insuficiente tensión de los cinturones; tampoco se suele probar la sillita antes de su compra, ni se revisa la instalación antes de que el niño se suba en ella cada vez que se hace un viaje.

Normalmente, algo más de la mitad de los conductores sitúa este dispositivo detrás del asiento del pasajero, otro 42% justo detrás del conductor y solo un 6% en el asiento del medio.

En lo que fallamos

Por grupos, estos son los errores más frecuentes y sus consecuencias:

Grupo 0+ (0-13kg): El mayor índice de malos usos se da en este grupo, con un 43% de niños que van mal colocados. Lo más habitual es que el arnés que sujeta al niño esté holgado y que estén mal guiados los cinturones para fijar la sillita.

Cinturones mal guiados: lesiones en la cabeza.

Grupo I: Predominan los arneses holgados, el mal guiado de los cinturones, también se aprecia que el niño coloca los brazos por encima del arnés y las dobleces.

Arnés holgado: lesión en la cabeza.

Grupo II: Mal guiado de los cinturones, cinturón holgado, cinturón debajo del brazo, sillita que no corresponde al peso.

Cinturón holgado: lesión en cabeza y torso.

Grupo III: Mal guiado de cinturones, el sistema de retención no corresponde al peso del niño, cinturones holgados o muy altos, por debajo del brazo e incluso por detrás de la espalda.

Cinturones mal guiados: lesión en torso.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia