«Odio el teléfono de mi madre y desearía que nunca hubiera tenido uno»

Los hijos creen que el móvil impide a sus padres pasar más tiempo con ellos

Actualizado:

«Odio el teléfono de mi madre y desearía que nunca hubiera tenido uno», esta fue la contundente respuesta de un niño de solo siete años de edad de Luisiana, en Estados Unidos, cuando hace poco más de un año su profesora preguntó a toda la clase por algún invento que no les gustaría que existiera en nuestros días. El pequeño se quejaba de que la mujer dedicaba la mayor parte de su tiempo de ocio al móvil y no a pasar más tiempo con él.

Los horarios laborales y un excesivo uso de las tecnologías, se encuentran entre los principales obstáculos para pasar más tiempo con los hijos, según las conclusiones del programa «Carta a mis papás», iniciativa de ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles.

Subvencionado por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, el objetivo de este programa ha sido concienciar acerca de la necesidad de una mayor implicación de los padres y madres, especialmente de los primeros, en el tiempo y actividades que comparten con sus hijos, así como del papel que la conciliación de la vida laboral y personal tienen en la consecución de dicho objetivo.

La iniciativa se ha desarrollado a través de dos líneas principales. En primer lugar, se realizaron los talleres «Carta a mis papás», dirigidos a estudiantes de Educación Primaria y de la ESO, que han tenido por finalidad reflexionar sobre el tiempo que los menores comparten con sus progenitores.

El producto del taller fue una carta dirigida a sus padres y, entre los obstáculos que les impiden compartir más tiempo con sus padres, los niños señalaron, en este orden: El trabajo y sus horarios; las tareas domésticas; el móvil, la televisión, el ordenador y la tableta; los largos desplazamientos entre el trabajo y casa; el exceso de deberes y de actividades extraescolares; los hermanos (los pequeños, sobre todo); y la necesidad de dinero.

Menos móvil y más momentos familiares

A la hora de buscar soluciones, de todas las ideas aportadas, la que más han repetido es que «los padres dejen el móvil y les hagan caso cuando lleguen a casa», ya que sienten que estos pasan «demasiado» tiempo con los teléfonos.

También consideran que en casa se ve demasiado la televisión y que ese tiempo podrían aprovecharlo para jugar con ellos o hablar de cómo ha ido el día o de sus «cosas». Otras propuestas de los menores, respecto a lo que sus progenitores podrían hacer para aumentar los momentos en familia son: organizar mejor el tiempo que pasan en casa, repartir las tareas domésticas entre todos o cambiar el horario de trabajo.

En las respuestas se evidencia asimismo el efecto de los roles que desempeña cada progenitor en la familia, siendo las barreras derivadas de las tareas domésticas y los cuidados las que citan más los niños en relación a sus madres; y las laborales (horarios, ganar dinero, distancia del lugar de trabajo) las que más citan en relación a los padres.

Además, la mayoría de las respuestas relacionadas con las actividades que les gustaría realizar con sus padres tienen que ver con la acción, como los deportes o las manualidades, mientras que al hablar de cosas que les gustaría hacer con sus madres, suelen referir actividades como ir a pasear, ir de compras, ayudarlas a realizar las tareas domésticas, la comida o que les ayuden con los deberes, según precisa ARHOE.

Las mujeres dedican más tiempo a cuidarlos

Por otra parte, la segunda línea del programa consistía en un cuestionario online para los padres: «¿Cuánto tiempo compartimos con nuestros hijos?». De los datos se desprende que el 70% de los encuestados considera insuficiente el tiempo que dedica a sus hijos y que las mujeres son las que mayoritariamente se dedican a las tareas de cuidado y durante más tiempo.

El trabajo y las tareas domésticas son, para los progenitores, los mayores obstáculos para alcanzar la conciliación y poder dedicar más tiempo a los hijos. Asimismo, citan el estrés y el cansancio como un impedimento. Si bien, 9 de cada 10 progenitores afirman tener en su mano recursos para aumentar dicho tiempo compartido, más de un cuarto desconectándose de algún dispositivo inteligente y más de un tercio renunciando al tiempo de ocio.

Entre sus peticiones, reclaman flexibilidad de entrada y salida en sus trabajos, así como la adecuación de los horarios laborales con los escolares.

El director del programa y autor del informe, Mariano Ruipérez, ha asegurado que con la realización de los talleres han contribuido a « concienciar a madres y padres sobre la necesidad de incrementar la cantidad de tiempo y actividades que comparten con sus hijos, poniendo de manifiesto también la necesidad de fomentar la corresponsabilidad».

Por su parte, el presidente de ARHOE, José Luis Casero, ha indicado que los resultados muestran «de primera mano, las carencias que la sociedad padece en este sentido y el alto coste emocional que provoca pensar en lo que se hace día a día al respecto».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia