Un 17% de las familias jamás contrataría a un canguro con piercings o tatuajes
Un 17% de las familias jamás contrataría a un canguro con piercings o tatuajes - FOTOLIA

Más de un 80% de las familias elige al canguro de sus hijos por su aspecto físico

Un estudio revela que la mayoría de los padres en España no contrataría personal con piercings y tatuajes

MADRIDActualizado:

Llevar piercings, tatuajes o incluso contar con sobrepeso son factores que los padres tienen en cuenta a la hora de seleccionar al profesional que se encargará del cuidado de los niños. El estudio, realizado a nivel internacional por Quierocanguro, sitúa a España a la cabeza de los europeos, como los padres que más se fijan en la apariencia física de las canguros en una entrevista de trabajo. Esta alta preocupación por el aspecto contrasta con la importancia que los españoles dan a otros factores como la formación o la educación, ocupando un tercer lugar en los criterios de selección a la hora de elegir cuidadora.

Detalles como llevar piercings o tatuajes pueden ser también factores para descartar a una profesional, aunque ésta pueda contar con experiencia y referencias. Así un 17% de las familias jamás contrataría a un canguro con piercings y un 13% no elegiría nunca a un cuidador para sus hijos que llevara tatuajes.

«Con el ritmo de vida que llevan hoy en día muchos padres –con maratonianas jornadas laborales y falta de ayudas que faciliten la conciliación– los canguros desempeñan un papel cada vez más importante en la vida de las familias», explica Patricia Adam, responsable de comunicación de Quierocanguro. «Buscan una persona que no sólo tenga experiencia y referencias, sino que además pueda representar un buen ejemplo para sus hijos. Los padres son cada vez más selectivos a la hora de contratar a una canguro».

Con estudios y que no fumen

Los resultados del estudio arrojan otros datos de interés. No sólo el aspecto es tenido en cuenta por las familias a la hora de tomar una decisión sobre qué profesional elegir para cuidar de los niños, también prestan atención a otros factores como la educación o el tabaco. Un 48% de los padres españoles nunca contrataría un canguro que fumara y una cuarta parte de los encuestados tampoco se decidiría por un cuidador que no tuviera estudios o que contara con un bajo nivel de formación.

Italia es el país que da una mayor importancia al nivel de estudios a la hora de contratar canguro, la preocupación por el aspecto físico o el tabaco es mínima en comparación con otros países europeos. Un 46% de los padres italianos no contrataría a una cuidadora para sus hijos que tuviera una baja formación académica.

Sin embargo, los países escandinavos se encuentran a la cabeza en lo que se refiere a la concienciación sobre la salud. Así, los padres daneses toman como principal requisito para elegir canguro el tabaco, un 86% por ciento jamás contrataría a una fumadora. Detrás de ellos los noruegos con un 68% y las familias finlandesas con un 60% de padres totalmente contrarios al tabaco.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia