Rosario de Gortazar e Ybarra
Rosario de Gortazar e Ybarra

«Hace falta un pacto de Estado para que se reconozca a el valor de la familia»

Rosario de Gortazar e Ybarra, presidenta de Acción Familiar, asegura que en 2017 seguirán aportando conocimientos a las familias para que sepan resolver sus problemas

Actualizado:

 

Desde Acción Familiar están convencidos de que el primer paso para favorecer a las familias implica que los responsables políticos, sociales y económicos, crean de verdad en el valor económico y social de la familia. «Es urgente que se asuma que la familia es una institución insustituible para la integración y cohesión social; el bienestar afectivo y material de las personas y la educación integral de los más pequeños —asegura Rosario de Gortazar e Ybarra, presidenta de Acción Familiar—. Evita además incurrir en riesgos de pobreza mediante la solidaridad intergeneracional que en ella se lleva a cabo y facilita el crecimiento económico a través del capital humano y social que genera».

En su opinión, esto exige «aprobar un Pacto de Estado en el que se reconozca el valor social y económico de la familia, y en segundo lugar, si creemos que es una institución imprescindible, continuar identificando sus necesidades reales y comenzar con medidas de apoyo y reconocimiento del valor de la maternidad y la paternidad. Establecer aquellas que la hagan compatible con un trabajo digno, y facilitar los recursos necesarios, que permitan a padres y madres ejercer el derecho a la educación de los hijos, del que nos beneficiaremos todos».

Actuaciones desde diferentes ámbitos

Asegura que estamos ante un tema complejo, en el que las necesidades que las familias presentan son muchas y diversas, lo que exige actuaciones desde ámbitos muy diferentes: educativo, de servicios, del mercado de trabajo y fiscal, entre otros, para lograr  alcanzar los objetivos que se buscan.

Respecto a la baja natalidad en nuestro país recuerda que los últimos datos del INE en 2015 registraron cerca de 7.000 nacimientos menos que el año anterior y 65.000 menos que en 2010. Sus consecuencias son bien conocidas: envejecimiento de la población, dificultad para la sostenibilidad del modelo de pensiones, pérdida de capital humano y social, etc. «Ahora bien —explica— es esencial ir al fondo del problema. ¿Por qué los más jóvenes no desean tener hijos? Un estudio del CIS de 2014, muestra las razones que ellos mismos dan: falta de recursos económicos (89,5%), deseo de no entorpecer la carrera profesional/trabajo de los padres (38,1%) y la idea de que los hijos constituyen una gran responsabilidad (36,6%)».

Para la presidenta de Acción Familiar es evidente que los motivos económicos son importantes, por lo que habrá que llevar a cabo una política que permita a los jóvenes disponer de un empleo compatible con su familia, y no solo  por la obtención de un salario digno sino para que puedan dedicarles el tiempo necesario. «No olvidemos que su carencia causa en los hijos, inestabilidad emocional y falta de valores cívicos, hoy perfectamente constatable en nuestra sociedad», asegura.

«Pero también hay otros —prosigue— que exigen ampliar el debate político, social e incluso familiar, antes de proponer medidas concretas que no podrán paliar la falta de natalidad sin conocer realmente todas las razones profundas por las que los jóvenes no quieren tener hijos».

 Asegura que estamos ante un cambio cultural, «que poco a poco se está imponiendo» y va siendo aceptado de manera generalizada: «los hijos son un problema, una responsabilidad enorme y, además, son caros de mantener. Cuando la realidad —matiza— es otra: los hijos son el futuro de la sociedad y por ellos sigue trabajando Acción Familiar».

Apoyo psicológico

 En concreto, Acción Familiar lleva trabajando por y para la familia más de 37 años. Desde sus comienzos la realidad económica y los comportamientos sociales en España han cambiado considerablemente, por lo que trata permanentemente de adaptarse a las nuevas necesidades de las familias. «En 2017 nos vamos a centrar en los ámbitos de trabajo que consideramos prioritarios y comprobamos producen resultados: atender y acompañar desde nuestra unidad de apoyo psicológico a las numerosas familias que demandan nuestra ayuda, proporcionando conocimientos que les capaciten para resolver por sí mismas los conflictos a los que se enfrentan».

También pretenden reforzar la impartición de sus más de 200 cursos a padres, madres y docentes, trabajando las emociones como instrumento clave para la educación. Continuar la formación a través de talleres a los más jóvenes para prevenir comportamientos no deseados o adicciones, haciéndoles conscientes de sus habilidades y posibilidades. Incentivar a sus casi cien voluntarios que ofrecen apoyo escolar a los menores que, al no poder vivir con sus familias, lo hacen en las residencias de la Comunidad de Madrid.

Todos estos propósitos los llevarán a cabo apoyándose en el conocimiento que les proporcionan los estudios e investigación que, desde hace años, viene desarrollando Acción Familiar a través de la Cátedra Extraordinaria de Políticas de Familia que mantienen en la Universidad Complutense.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia