Decálogo para mejorar la educación de su hijo

Conozca los diez puntos para que padres e hijos se lleven mejor

ABC Familia
madrid Actualizado:

Susana de Cruylles, psicóloga Clínica y coordinadora del Programa para Padres del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Madrid, propone seguir las siguientes pautas para una mejorar la educación de los hijos:

—Conozca a su hijo: lo primero y más importante es conocer a su hijo, sus gustos sus aficiones y sus emociones.

—Pase tiempo de calidad con él: a pesar de las estresantes tareas diarias, busque tiempo y espacio para poder estar con su hijo para disfrutar de momentos de calidad, sin deberes ni trabajos, ni tareas del hogar, así conocerá mejor a su hijo y él a usted. Mejorará la relación.

—Usted es el principal modelo de su hijo: aunque no lo parezca, todo lo que usted hace es observado minuciosamente por su hijo; haga las cosas bien y ellos así lo copiarán. Lo mismo ocurre con las emociones, cuando un niño ve a su padre alegrarse, él aprenderá a alegrarse de la misma manera, según como vea que se enfade así se enfadará su hijo.

—Sea coherente: esto dará seguridad y confianza, a usted y a su hijo.

—Sea constante: mantenga su palabra, tanto en los castigos como en los premios. Esto le dará a usted más autoridad y a su hijo más seguridad.

—Elogie mucho: cuanto más elogie, más autoestima y mejor comunicación tendrá con su hijo

—Juegue con él: el juego es el espacio donde los niños aprenden a entender el mundo, juegue con él y conocerá su mundo. Hágalo a su manera, a su juego favorito, siéntase cómodo haciéndolo y deje que gane alguna vez…

—Castigue poco: hemos sido educados en el castigo pero está comprobado que hay otras soluciones mejores para que nuestro hijo mejore su comportamiento como elogiar, premiar, alabar y jugar con él. Cuando castigue que sea proporcional y lo más inmediato posible. El castigo ha de ser siempre el último recurso. Su uso excesivo genera poca comunicación, baja autoestima y distancia.

—Utilice comunicación positiva y no la amenaza: incluso aunque esté castigándole, hágalo en positivo. Mejor así: «cuando hagas A tendrás B», que así: «como no hagas A no tendrás B»; es más positivo y motivador.

—Cuide la autoestima de su hijo: si cumple con lo anterior su hijo se sentirá más fuerte seguro y capaz…y usted también.

Susana de Cruylles

Psicóloga Clínica

Coordinadora del Programa para Padres

Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Madrid

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia