Sonia Serra y María Domínguez, autoras de «Madres de la Madre Tierra»
Sonia Serra y María Domínguez, autoras de «Madres de la Madre Tierra»
Familia

«Dejar a un bebé con cuatro meses porque tienes que ir a trabajar, ¡eso hay que pasarlo!»

Las autoras de «Madres de la Madre Tierra» aseguran que el estilo de vida actual impide disfrutar de los sentimientos positivos de la maternidad

Actualizado:

El libro «Madres de la Madre Tierra», escrito por Sonia Serra y María Domínguez, pretende incidir en los sentimientos positivos que se desatan durante la maternidad y que a causa del estilo de la vida son cada vez más difíciles de experimentar.

No existen escuelas que enseñen a ser madres. El instinto y ver cómo las mujeres más cercanas han cuidado a los más pequeños serán quienes las guíen en esa nueva etapa. Un periodo que con los años y con los modernos estilos de vida han ido desligándose de ser una experiencia compartida a la soledad, en el que los sentimientos negativos parecen aflorar y dejan a un lado aquellos que deberían disfrutarse como únicos. Y, precisamente, ese es el propósito del libro «Madres de la Madre Tierra»: un embarazo feliz.

Dos amigas de toda la vida, dos polos opuestos, Sonia Serra, cofundadora de la clínica de fertilidad IVF Spain, situada en Alicante, y María Domínguez, miembro del equipo directivo de un centro de Primaria, han coincidido en que deben poner su «grano de arena» para ayudar a las madres a emprender este camino de un modo positivo. «Se le da más protagonismo a la versión negativa del embarazo que a la positiva. No existe nada tan natural como la maternidad», explica Serra. Ella ha trabajado día a día con todas las futuras madres que han pasado por su centro y en todas ellas, independientemente de su cultura u origen, ha observado que tenían las mismas preocupaciones. «Es un sentimiento tan profundo que es instintivo, es la conciencia colectiva», apuntan las autoras.

Esta ha sido la base para que, Serra y Domínguez, hayan reunido en sus páginas rituales de diferentes culturas que se hacían en la antigüedad y que se siguen empleando durante todo el proceso del embarazo. Desde creencias de pueblos del Amazonas, como que si una mujer se encontraba semillas amontonadas de palmera era señal de que se iba a quedar en estado; hasta las costumbres de regiones de Suiza y Alemania, en el que los padres anuncian a sus vecinos la llegada del bebé decorando su puerta con el nombre del pequeño y un dibujo infantil. Todas estas creencias responden a todas las etapas por las que pasa una mujer y que, ahora, por el estilo de vida actual, se experimentan desde la soledad.

Hay otra forma de vivir el embarazo, estoy segura

«Se nos ha olvidado lo que es el embarazo por la sociedad en que vivimos. Desde que la mujer empezó a trabajar todo ha cambiado, el concepto de familia es diferente», explica Serra, madre de tres hijos. Por su parte, Domínguez, que acaba de tener a su bebé, recuerda cómo empatizó con la propuesta de su amiga al entender qué era lo que necesitaban las mujeres durante ese punto de inflexión en su vidas. El desasosiego de tener que hacerse una prueba médica tras otra, esperar los resultados, vivir en una ciudad como es Madrid… «Echaba de menos conectar con mi instinto, sentía que estaba en manos de otros. Hay otra forma de vivir el embarazo, estoy segura», sostiene Domínguez. Así que comenzaron una labor de investigación para indagar en las curiosidades y creencias que han recorrido el mundo durante esta etapa tan especial en la vida de una mujer.

No fue una tarea fácil, aunque internet ha sido su principal fuente, son escasos los contenidos dedicados a las costumbres empleadas en la antigüedad durante el embarazo y en otras culturas. Además, para mayor índole, todas debían ser positivas, lo que complicó aún más la búsqueda. La idea era crear un libro afable para que, en especial, las mujeres que estuvieran esperando un hijo disfrutaran con él y se olvidaran, durante unos momentos, de todos los interrogantes. Y además, aprendiesen las diferentes formas con las que se puede recibir al recién llegado en el hogar. Entre todas ellas, se destaca una propuesta muy interesante que se está desarrollando actualmente en diferentes países, son los espacios denominados «madre a madre»; en España son conocidos por centros de apoyo a la crianza. Unos lugares en los que se pretende crear un espacio donde compartir las experiencias y preocupaciones de las madres.

Si una mujer decide a cuidar a su hijo más allá de la baja de maternidad, puede llegar a sentirse sola o aislada

«Antes, las mujeres criaban a los hijos juntas, se apoyaban más en la crianza. En las grandes ciudades, si una mujer decide a cuidar a su hijo más allá de la baja de maternidad, puede llegar a sentirse sola o aislada», explica. De hecho, para ella tiene un claro factor determinante como causante de esta situación falta de apoyo institucional a las madres: «En relación con otros países de Europa, en España, tenemos un suspenso absoluto en conciliación familiar». En muchos casos, debido a las circunstancias personales, la madre debe reincorporarse a la vida laboral muy pronto. «Dejar a un bebé con cuatro meses porque no tienes más remedio que ir a trabajar, eso hay que pasarlo”, relata Domínguez.

No obstante, la ola de movimientos feministas e iniciativas como los centros de apoyo a la crianza, están ayudando a que el instinto materno vuelva a tomar protagonismo. «Hay una tendencia a que las mujeres decidan el tipo de parto que quieren tener y a que se respete su papel en el mismo. Por ejemplo, el llamado "Plan de Parto" que consiste en una serie de preferencias en el momento en el que se está dando a luz».

Los pasos para recuperar la esencia del embarazo son ya una realidad y con el libro «Madres de la Madre Tierra» se participa en este movimiento. Recordando así, la parte bella de este proceso, apoyando a las futuras madres y, por supuesto, creando una pequeña guía de consulta que recoja esta sabiduría colectiva, que había sido casi olvidada. Serra y Domínguez se han propuesto reunir cuanto más costumbres y creencias sean posibles y, para ello, han creado una web destinada a recopilar todos los testimonios de los que quieran colaborar. El objetivo: preservar la memoria y la cultura, que en su aparente sencillez hablan de temas muy profundos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia