Curiosas políticas familiares de éxito en Europa que podríamos adaptar en España

Treinta y dos ejemplos de cómo se apoya a la familia en la Unión Europea

MADRIDActualizado:

¿Qué medidas pro-familia hay en Europa interesantes? ¿Cuáles podríamos adaptar? «No se pueden copiar porque no pueden viajar de un país a otro tal cual, pero sí se pueden adaptar», asegura Pablo García Ruiz, profesor titular del departamento de Psicología y Sociología. Universidad de Zaragoza, e nvestigador principal del informe «Políticas familiares: buenas prácticas en Europa» que presentó ayer la fundación The Family Watch en Madrid. La investigación es una recopilación de buenas prácticas de apoyo a las familias, llevadas a cabo en los últimos años en entidades públicas, privadas y asociativas en diversos países europeos. La presentación contó con la presencia Jochen Müller, Head of Political Department European Commission, Representation in Spain, y de María José Olesti, directora general de la fundación.

Para García Ruiz, «este estudio analiza un conjunto de actuaciones que pueden considerarse como buenas prácticas en términos de su contribución al bienestar familiar, y en particular al bienestar de los menores y su desarrollo psicosocial en el seno de sus familias y comunidades». Estas buenas prácticas, apuntó, «sirven como sugerencias y experiencias que facilitarán el diseño y la gestión de medidas de apoyo a las familias en los diferentes contextos en los que estas tratan de desarrollar sus proyectos de vida y contribuir con su iniciativa y compromiso al bienestar de sus miembros y de la sociedad».

La familias, añadió, «aportan mucho a la sociedad, pero necesitan mucho para aportar en esa sociedad donde viven.Y para ello es necesario que los gobiernos les ayuden. Que intenten hacer leyes no es suficiente: es preciso concretar, y eso exige también la colaboración de otros agentes sociales... y también de las propias familias. Esta colección de buenas prácticas da ideas para mejorar diversos aspectos de la vida familiar».

En concreto de nuestro país, cabe destacar los ejemplos del «Certificado de empresa familiarmente responsable», que emite Más Familia, y el proyecto «Hoy salimos», actividad de ocio inclusivo para menores con discapacidad intelectual y/o física pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social, que realiza la ONG Desarrollo y Asistencia. «Las familias voluntarias y los padres de los niños afectados interaccionan entre sí y muchas veces los primeros se convierten en referencia de los segundos, que aprenden a disfrutar más de su hijo. Los hijos de los voluntarios, por su parte, normalizan mucho la discapacidad. Todos salen ganando», explicó la directora de la ONG, María del Valle Pinaglia.

Para María José Olesti, «sobre las familias sigue recayendo la responsabilidad primordial de cuidado y socialización de los niños, y la transmisión de los valores de ciudadanía y pertenencia a una comunidad. En momentos como los actuales, en los que los partidos políticos preparan sus programas electorales, estos ejemplos pueden ser una buena inspiración para el diseño, la implantación y la gestión de medidas de apoyo a las familias».

Para Jochen Müller, «una cosa es la legislación y otra su implementación. A nivel europeo, no solo hay muchos fondos sociales para apoyar políticas y proyectos de familia en los estados miembros, también se han realizado grandes avances en los últimos años con nuevas leyes: sobre conciliación de la vida laboral y familiar, reglas clara para el divorcio de parejas internacionales, cuestiones de mantenimiento y custodia de las niñas/os, reglas de sucesiones etc. Pero son los proyectos concretos como estos 32 ejemplos analizados por The Family Watch los que verdaderamente llenan esa legislación de vida». Por fortuna, concluye Müller, «en España cambia la sociedad más rápido que la administración».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia