El acompañamiento y la supervisión son fundamentales, según el INCIBE
El acompañamiento y la supervisión son fundamentales, según el INCIBE

Consejos para el uso de Internet según la edad del menor

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) recomienda cuidar de los menores ante los riesgos a los que se enfrentan en Internet

S.F.
Actualizado:

En su última campaña, que durará hasta finales de verano, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) recomienda cuidar de los menores ante los riesgos a los que se enfrentan en Internet. Para esto propone que se establezcan acuerdos en función del «grado de madurez y autonomía del menor».

En la «Guía de mediación parental» publicada ayer, el INCIBE, a través de su canal para menores Internet Segura for Kids (IS4K), recoge la información necesaria para que los padres puedan acompañar y asesorar a sus hijos y promover un uso seguro de Internet y las nuevas tecnologías. Esta mediación parental «consiste en un conjunto de estrategias empleadas por los padres para proteger a los menores en Internet», según el IS4K.

Los objetivos del proceso, definido como «un aprendizaje continuo», son conocer y disfrutar de la Red, prevenir riesgos y detectar y afrontar problemas.

Entre las primeras recomendaciones se encuentra el establecimiento de control parental, que supone un extra de supervisión, no un sustitutivo. Además el organismo del INCIBE destaca el filtrado de contenidos, los límites de tiempo y los registros de uso y alertas.

Consejos en función de la edad

El IS4K recomienda que, en caso de niños de 0 a 2 años, se evite o elimine el contacto con las pantallas. La introducción de las pantallas no debe llegar hasta los 4 ó 5 años, estableciendo siempre tiempos cortos y normas claras, con contenidos seleccionados y controles parentales y con el menor siempre acompañado.

Para los niños de 6 a 9 años, el consejo del instituto es limitar el tiempo de conexión, así como enseñarles a identificar contenidos adecuados y a buscar información. En todo caso, las recomendaciones de acompañamiento y supervisión son las mismas que para el caso anterior.

Para aquellos de entre 10 y 13 años, el organismo aconseja adaptar los tiempos de conexión a su nivel de madurez. En este caso, el acompañamiento se puede moderar pero nunca dejar de supervisar tanto contenidos consumidos, como contactos y actividad en redes sociales.

Para los mayores de 14 años, la recomendación del S4K es establecer un pacto de uso y tiempo según la madurez y las necesidades del joven. Además, en todo caso, es necesario dialogar sobre su actividad en Internet fomentando su mentalidad crítica.

La guía del INCIBE ofrece además a los padres recomendaciones sobre otras tareas con influencia para la seguridad de los menores, como «cuidar la comunicación familiar o ser un modelo a seguir, fomentando su pensamiento crítico», informa Europa Press.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia