Cómo superar un verano tras la pérdida de un ser querido

Durante el período estival se acentúan las emociones relacionadas con el proceso de duelo

MADRIDActualizado:

Tras la pérdida de un ser querido las emociones que acompañan al luto hacen pasar por diferentes etapas y sentimientos, desde el choque psicológico y la tristeza, hasta la rabia y la impotencia, por ejemplo. Emociones que a menudo se acentúan al disponer de más tiempo libre, como ocurre en las vacaciones, ya que no sólo se puede disfrutar de tiempo para hacer todas las actividades por las cuales a lo largo del año no se dispone de horas, sino que es cuando se tienen más recuerdos con este ser querido, hay más necesidad de ayuda y el sentimiento de soledad acostumbra a ser mayor.

La AECC-Catalunya contra el Cáncer, dentro de su trabajo de acompañamiento, organiza charlas y conferencias gratuitas para ofrecer recomendaciones y consejos sobre cómo vivir el duelo durante las vacaciones de verano. Se dan ideas para saber gestionar el malestar emocional y las dificultades que puedan surgir, como también se comparten herramientas para ayudar a hacer que el periodo estival sea una época más soportable y poder avanzar en el proceso de duelo de una manera sana.

«El duelo es un proceso natural que se vive por la pérdida de un ser querido. Es un proceso delicado en que se viven una mezcla de emociones intensas, complicadas de entender y de vivir, y en el cual a veces las personas se sienten poco comprendidas por el entorno o bien no quieren molestar ni preocuparlos expresando lo que sienten y necesitan», explica Mireia Golobardes, psico-oncóloga de la AECC de Barcelona. «Cada uno debe decidir cuál es su manera de pasar el duelo, el ritmo que se adecue a uno mismo. Para aceptar el duelo todos los caminos son buenos, pero cada uno tiene su manera», añade.

Por este motivo, en estos talleres donde se encuentran personas que viven situaciones parecidas, se explica como de fundamental es poder compartir con el entorno más cercano las preocupaciones, dudas y sentimientos del día a día. Y, así, poder liberar tensiones emocionales y responder a dudas como vivir el duelo de una manera sana y más soportable, o como disfrutar de las vacaciones sin remordimientos o pasarlo mal.

El acompañamiento, uno de los tres pilares

Uno de los tres pilares básicos del trabajo de la AECC es el acompañamiento a pacientes y familiares durante todo el proceso de la enfermedad. El cáncer tiene un impacto en el día a día, y esto puede comportar diferentes momentos en los cuales se necesite la ayuda externa donde aparezca el apoyo que ofrece la entidad, ya sea para proporcionar herramientas y consejos para gestionar las tareas diarias, como también para ayudar al cuidador principal o para realizar gestiones fuera del domicilio.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia